TIEMPO DE GUERRA ENTRE JESUCRISTO Y LUCIFER EN LA JUSTICIA DE DIOS

 

 

Diapositive1 

 

En nuestro mundo occidental materialista, nuestros contemporáneos están más preocupados por el tiempo que tomará el próximo fin de semana que el retorno de Jesucristo.

Por desgracia, esto es lo que todos podemos ver en las conversaciones cotidianas.

Ahí es donde se nos ocurrió la  »  cristianización  « del mundo occidental.

 

Debemos entender que nuestra generación sufre una guerra de resistencia sin precedentes entre el bien y el mal, entre otros hechos que causaron esta cristianización de nuestra civilización occidental.

 

Jesucristo, fiel a su palabra dada a los hombres hay dos mil años lucha en este período de los últimos tiempos para ahorrar el máximo de los seres de las garras de Lucifer mismo lucha para destruir al hombre « de la creación de Dios « comenzando con aniquilar y destruir » la cristiandad « para vengarse de Dios, que persiguió a los cielos con todos los ángeles caídos que se convirtieron en demonios.

 

Estoy de acuerdo para un ateo puede parecer fuera de la imaginación de un cerebro efervescente y enfermo, pero de vez en la vida cristiana en la fe de Cristo, él entiende que es simplemente la historia humana que es ‘ cumplido ante nuestros ojos en estos tiempos difíciles para el cumplimiento de las profecías bíblicas del fin de los tiempos apocalípticos.

 

Por desgracia para la humanidad la descristianización de la civilización occidental da paso a la islamización del mundo.

 

Sería absurdo creer que el Islam conduce a Dios porque vemos todos los días y ver a todos los horrores, todos los crímenes y todas las masacres cometidas cristianos por los islamistas en el nombre del Islam, Mahoma, el  Corán su hadiz .

 

El Islam es una aberración, es una bestia espantosa y repugnante que dio lugar al final de los monstruos de tiempo, fanáticos sedientos de sangre y  « islamista »  Ellos están en los valores de los horrores cien veces peor que los nazis!

 

Lo que es aún más grave es que los « islamistas » dicen aplica a la letra delCorán y « Hadith »  (el falso profeta Muhammad) y por lo tanto poder e incluso el deber  MATAN todos aquellos que rechazan el Islam.  » Judios, cristianos, ateos y otros … « 

 

Islam es en realidad un veneno y, de hecho, es la religión de Lucifer, que ha creado por la mentira para destruir la cristiandad y perder conducir directamente al infierno a todos los que vienen a él (los musulmanes).

 

El hecho aprueba la expansión del Islam es aceptar sin decir a finales del cristianismo y, por tanto, aceptar a adorar a Lucifer en lugar de Dios.

 

Pero es sólo a partir de que nos dimos cuenta que estábamos viviendo particularmente difícil momento en la Tierra que hemos entendido (cristianos fervientes en la fe) que los tiempos difíciles fueron consistentes en todos los aspectos con las profecías bíblicas que anuncia el fin de los tiempos y regresar a la Tierra de nuestro Señor Jesucristo para su reinado de mil años que nos separará del juicio final.

 

Para una mirada y analizar el pasado, vemos que las profecías bíblicas que anuncian los últimos tiempos y el retorno a la Tierra de Jesucristo comenzó con la creación del Estado de Israel 14 de mayo 1948.

 

La fecha de la creación del Estado de Israel es también muy probable fecha de inicio del final de los tiempos, porque todas las profecías(alrededor de cincuenta, ver los tres videos en la parte inferior del artículo) y bíblica apocalíptica anunciando el regreso de Jesucristo comenzó en ese momento.

 

La creación del Estado de Israel en las condiciones especiales o se le ocurrió es, obviamente, el primer signo de los tiempos. « Este es el perdón de Dios al pueblo judío! « 

 

 

También hemos incluido en esta visión del pasado que todas las profecías de los últimos tiempos se vienen con más y más fuerza y ​​frecuencia desde esa fecha del 14 de mayo 1948.

 

El 14 de mayo de 1948, fecha de la creación del Estado de Israel, por tanto, es el apoyo muy visiblemente pruebas (cumplimiento de la profecía), la fecha a recordar para el comienzo del período de la tarde tiempo.

 

Véase mi artículo:

2 0 1 5 AÑOS RETORNO DE JESUCRISTO!

 

Las profecías del fin de los tiempos:

 

http://www.pasteurdaniel.com/index.php/fr/?option=com_content&view=article&id=1047&catid=118:jesus-christ&Itemid=82

 

 

Ahora es un hecho de la historia desde las profecías bíblicas que anuncian los últimos tiempos han hecho todo cumplido.

 

Aquellos que carecen de un terremoto de gran magnitud tal, la destrucción de Roma y la reconstrucción del tercer templo en Jerusalén están directamente relacionados con el momento del regreso de Jesucristo.

 

Recordemos que como ya hemos visto en anteriores entradas del blog, el período de los últimos tiempos tiene una duración máxima.

 

En particular, en el Evangelio de Mateo encontramos este término en el capítulo 24 versículos 33 y 34

 

Enlace:

Hora de finalización

 

3 3 Del mismo modo, cuando veáis todas estas cosas, sepan que el Hijo del hombre está cerca, a la puerta

 

34 Yo os digo la verdad, esta generación no pasará hasta que todas estas cosas sucedan.

 

En consecuencia, que la longitud de la final de los tiempos es una generación.

 

Del mismo modo que es muy importante hacer hincapié en que no hay tiempo de espera para el final de los tiempos.

 

Jesucristo era algo más que la especificación formal de verso « 35 »

 

35 El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.

 

Así que está claro que en la concesión de perdón al pueblo judío por Dios al mismo tiempo provocó el fin de los tiempos.

 

(Ezequiel 36 / 24-28)

 

Yo te tomaré de las naciones, y os recogeré de todas las tierras, y os traeré de regreso a su país. Yo derramaré sobre vosotros agua limpia, y seréis limpiados; Os limpiaré de todas vuestras inmundicias y de todos vuestros ídolos. Te doy un corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo; Y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra y os daré un corazón de carne. Pondré mi Espíritu en vosotros, y haré que andéis en mis estatutos, y guardad mis leyes. Usted debe vivir en su tierra que di a vuestros padres; Vosotros seréis mi pueblo y yo seré vuestro Dios

 

Y por lo tanto, desde mayo 14 de 1948 en el espacio de una generación de Jesucristo regresará a la Tierra. Es una certeza.

 

El problema para nosotros es que no sabemos exactamente la duración exacta de la generación mencionada por Jesucristo, que, sin embargo, es bíblicamente 70 años y 120 años (edad máxima vida (edad de la vida humana media) la vida del hombre).

 

No sabemos si Dios va a esperar el final completo de esta generación para el regreso a la Tierra de su único Hijo Jesucristo.

 

Pero sabemos que Lucifer no sabe el momento preciso de la final de los tiempos, por lo que la fecha exacta del regreso de Jesucristo en la Tierra.(Desde esa fecha sólo Dios lo sabe)

 

Así que lo que parece cierto, ya que todas las profecías bíblicas anunciando los últimos tiempos y el retorno de Jesucristo ya están dado cuenta es que 14 de mayo 1948 el reloj de arena de la final de los tiempos, evidentemente, ha sido devuelto Dios concede el perdón al pueblo judío.

 

Para una analítica miramos parcial pero también vemos el pasado como un cristiano que vivimos desde esa fecha de 14 de mayo de 1948 en medio de la  »  Hora Guerra  « , que tiene lugar entre Jesucristo y Lucifer

 

Por Jesucristo

64790722

 

Desde el 14 de mayo de 1948, sus fieles servidores, « misioneros » que arriesgan sus vidas evangelizar y bautizar a todas partes del mundo, incluyendo en el rincón más remoto y salvaje del planeta.

 

Informan a todas las poblaciones de los logros de las profecías bíblicas de los últimos tiempos y el inminente retorno de Jesucristo.

 

Es una verdadera explosión de evangelismo y bautismos celebra desde 14 de mayo 1948.

 

La Biblia se convirtió en el libro más publicado en el mundo.

 

Escatología se ha convertido en una pasión que permite a aquellos que se entregan de manera de entender los signos y profecías de los últimos tiempos, incluyendo descifrar gradualmente el libro del Apocalipsis de Juan.

 

Un creciente número de predicadores a llamar la atención de la humanidad sobre la realización de las profecías bíblicas y anunciar el regreso de Jesucristo para nuestra generación.

 

Los sacerdotes, los pastores, los cristianos devotos en la Fe abordar abiertamente este tema abiertamente « , incluso tabú en la iglesia », el regreso de Jesucristo.

 

Se crea una cadena real de soldados de Cristo Resucitado en el mundo para difundir la buena nueva de la realización de las profecías y por lo tanto el inminente retorno de Jesucristo.

 

Los blogs y videos sobre el regreso de Jesucristo son infinitas en la red.

Véase mi artículo:

 

Por desgracia, a pesar de toda la buena voluntad de los soldados de Cristo, sólo mil millones de personas en los siete mil millones de cristianos profesos y entre los cristianos, muchos que son tibia o fría en la Fe.

 

Para Lucifer

 

travieso

 

Sus siervos fieles y devotos, que están trabajando desde el 14 de mayo 1948 para destruir el cristianismo en particular, por la desinformación, el ateísmo, la esclavitud, la inseguridad, la pobreza, las guerras y las persecuciones que se hacen por su ejército « islamistas », sino también por sus élites el  « Illuminati »  que lideran la Tierra en la sombra por la fortaleza del dólar. (Véase mi artículo anterior AQUÍ )   

 

Hay cerca de cincuenta años en los países cristianos occidentales, cristianos vivían en paz y libertad de la necesidad.

 

Hoy en día en los países occidentales temen, la inseguridad y la pobreza son el pan de cada día de las familias cristianas.

 

Todavía podemos ver hoy en día en la fe cristiana ferviente es más que una sombra en la iglesia tibia o fría en la fe.

 

Buscando ataques satánicos críticamente contra el cristianismo, vemos que está siendo atacado desde todos los lados con la fuerza y la gran escala de esde 29 de septiembre 2008 (fecha de la caída de Wall Street)

 

 

Atacado desde dentro

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

.

El Vaticano está cerca y demoler muchas iglesias de todo el mundo.

El reclutamiento de sacerdotes se convirtió en ridículo.

Almejas y confesionarios gigantes se retiran gradualmente de las iglesias.

Son demolidas Los santuarios.

Tradiciones y fiestas cristianas se cancelan o reemplazados con fiestas paganas.

La Biblia y la Cruz de Jesucristo fueron retirados de la corte.

Se ha convertido prohibido celebrar la Navidad en los servicios públicos.

 

Incluso el Papa acerca de las contradicciones con sus acciones.

En sus palabras de condena abiertamente a la persecución de los cristianos por el Este y escritura que recibe « grandes bombas » el Vaticano « En San Pedro ‘  representantes de otras religiones incluyendo a los musulmanes con los que hizo oraciones conjuntas.

Uno se pregunta que le estas oraciones como las otras religiones no reconocer a Jesucristo como el único hijo de Dios y salvador de « el hombre ».

 

Atacado el extranjero.

 

Iglesia quemó

 

 

En los países en el Medio Oriente, las iglesias están destrozados, saqueados y quemados, los cristianos son perseguidos, expulsados ​​de sus hogares, sus casas se queman, las mujeres son violadas delante de la familia antes de que todos son asesinados por los islamistas que lloran alto y claro al mundo que aplican el Corán literalmente masacrando a los cristianos.

Chica Asesinato Alepo

 

 

La fecha del 29 de septiembre 2008 fue un día muy fuerte para detectar signos bíblicos.

 

Es el principio de la ruina Mundial, que el mundo (anuncio bíblico) no se recuperará antes del regreso de Jesucristo.

 

La Bolsa de Nueva York se derrumbó con el índice de -777.7.

Tenga en cuenta el simbolismo de todos estos siete años y el hecho de que el 29 de septiembre es también el día de la fiesta de los ángeles.

 

Todo el mundo puede ver que desde esa fecha de 29 de septiembre de 2008, la economía mundial va de mal en peor.

 

La fecha de 29 de septiembre 2008 es de lo más importante que tenemos en cuenta que desde las profecías bíblicas que anuncian el retorno de Jesucristo se amplifican exponencialmente.

 

Debemos reconocer que Lucifer es realmente muy fuerte y sus apóstoles logran llevar golpes muy violentos y muy eficaces para el cristianismo que no sólo es atacado desde todos los lados, sino también divide en varias iglesias diciendo más cercano como los demás en Jesucristo.

 

También señaló que desde marzo 2012 , los ataques de Satanás son más fuertes que nunca, la persecución de los cristianos se han generalizado en todo el mundo. La precariedad y la pobreza nunca han sido tan numerosas víctimas.

 

Valores cristianos son arrojados a la cuneta, el mal, el egoísmo, el egocentrismo, la lujuria y el individualismo se han convertido en valores modernos reales.

 

En Oriente, África y el norte del planeta son los conflictos militares, sino también entre grupos islámicos rivales que están de acuerdo en un punto:

 

Es que hay que perseguir y matar a los cristianos.

masacre

 

 

En los países occidentales « eran » países cristianos antes de  »  invasión  » por la inmigración islámica y la demografía, que comenzó gradualmente del 14 de mayo 1948 con la complicidad de nuestros líderes de gobierno, que asisten a la aumento exponencial de « islamismo »

 

Islam y su religión musulmana se han vuelto tan generalizado en Europa y en el mundo occidental que realmente podemos hablar de la invasión humana, cultural, religiosa, social y de la sociedad.

 

Tenga en cuenta que este flujo de migración es de tal magnitud que algunos cristianos están cerradas y ya no siguió las enseñanzas de Jesucristo  »  Amor, Paz, Compasión, Compartir, Respeto y Humildad « .

 

Tenga en cuenta que desde 29 de septiembre 2008 inmigración islámica que ya era muy importante en Occidente creció a la velocidad  »  V «  porque millones de familias que huyen de la pobreza, la violencia, la persecución, las guerras y los yihadistas.

 

Desde marzo de 2012, el éxodo de la población ha aumentado diez veces y por desgracia muchos están en vuelo se ahogan en el Mediterráneo (Hombres, mujeres y niños).

 

Cientos de miles de familias enteras de musulmanes y cristianos están huyendo cada semana estas bestias sedientas de sangre son islamistas que masacre y persiguen a la gente y para la mayor gloria de Lucifer!

 

Debemos denunciar los cristianos impusieron islamización porque va en contra de nuestra fe y la enseñanza de Jesucristo. « Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. »   

Vincular AQUÍ  Juan 14.6.

 

 

Debemos, sea cual sea su religión, para ayudar a estas desafortunadas víctimas de los islamistas.

 

Pero en nuestra ayuda a personas desfavorecidas y víctimas de fanáticos islamistas nunca debemos olvidar que sólo  Jesucristo es nuestro Salvador y Señor, así como una primera y única, la verdadera religión es el cristianismo.

 

Todas las demás religiones son falsas religiones cuyos seguidores adorar a Lucifer pensando adoración a Dios. A excepción de los judíos vinculados con Dios no es para demostrar y también obtuvo su perdón 14 de mayo 1948.

 

Denunciando islamización y las falsas religiones no nos deben impedir que, como cristianos, para ayudar a todos los que buscan nuestra ayuda y respetar las decisiones de cada uno.

 

Dios nos dio a todos el libre albedrío y por lo tanto cada uno elige el camino que quiere seguir.

 

Nuestro deber cristiano es informar y difundir la palabra « Jesucristo viene pronto » , pero sobre todo no forzar a otros a unirse!

 

Estamos en 2015 y vemos por mirar al pasado que desde 14 de mayo 1948 y el mundo realmente ha cambiado drásticamente.

 

Ciertamente, como cristianos, nos dimos cuenta de que este cambio se debe al cumplimiento de las profecías de la Biblia de los últimos tiempos y el inminente retorno de Jesucristo.

 

Y como soldados de Cristo proclamamos al mundo.

 

Hasta el 29 de septiembre de 2008, los cambios fueron consistentes y progresiva.

 

Por supuesto que podríamos señalar que el mundo estaba cambiando, pero es característica de la civilización que el cambio. A veces va en la dirección correcta y, a veces en el mal.

 

Pero desde el 29 de septiembre de 2008, los cambios se han hecho brutal, de gran alcance y llegar tirones en todas las áreas:Enfermedades, Desastres, meteorito cae, la economía, la ciencia (explosión del conocimiento), la violencia, rebeliones, guerras y pérdida de valores .

 

Nota hecho bíblico también previsto para el fin de los tiempos:

Diapositive2

Animales, animales de granja, peces y aves mueren por millones cada año desde 2008 sin ninguna razón conocida.

 

Estos son hechos de la historia que todo el mundo puede comprobar.

 

También podemos confirmar, como lo son ahora también los hechos históricos, que marzo de 2012 fue el comienzo de la guerra « Jihad »estamos presenciando el Oriente Medio.

 

Esta guerra es la continuación de los acontecimientos de la revuelta de 2011 en Siria.

 

Podemos ver que las enfermedades, desastres, meteorito cae, la economía, la violencia, rebeliones, guerras y la pérdida de valores, desde marzo de 2012, están haciendo estragos estable y potente.

 

Del mismo modo que vemos todos los días a los nuevos avances científicos.

 

Estos eventos apocalípticos son cada vez más numerosos en el planeta.

 

Tenga en cuenta que la información en los medios de comunicación son« esporádicos » sobre el tema!

 

La persecución de los cristianos nunca han sido tan importantes como desde Marzo 2012 estas bandas salvajes sedientos de sangre« islamistas » que matan cristianos en nombre de los escritos de un libro« Corán Hadith + » y un pseudo-profeta « Mahoma »

 

Recientemente Domingo, 19 de abril 2015, es un ataque a dos iglesias,que parece por la voluntad de Dios, se han evitado en la región de París.

 

Artículo de prensa Enlace AQUÍ   

 

 

Este profeta islámico falsa « Muhammad » tan importante para el final de los tiempos, vivió alrededor del año 600, pero tiene todavía aún en 2015 en ISLAM casi mil millones de seguidores. « Los musulmanes «  y afortunadamente para los cristianos que no todos son (por ahora) los islamistas fanáticos.

 

Ser cristiano en el fin de los tiempos es difícil, aunque sea muy difícil para muchos.

 

Si Jesucristo es lento para regresar a la Tierra, no estoy seguro de que todavía es una fe inquebrantable en su iglesia.

 

Invito a mis queridos hermanos y hermanas en Cristo Jesús para leer mi artículo.

 

CRISTIANOS ser el fin de los tiempos!

 

Es evidente que estamos presenciando montamos poder regular desde que anuncia 14 de mayo 1948 profecías bíblicas de los últimos tiempos y el retorno de Jesucristo.

 

 

Vamos a entender mejor:

 

 

14 de mayo 1948: fecha de la creación del Estado de Israel y, potencialmente, el principio del fin de los tiempos a la vista de los logros de las profecías bíblicas que anuncian el regreso a la Tierra de Jesús Cristo.

 

29 de septiembre 2008  : Crash de la fecha de Wall Street el 29 de septiembre es también la fecha del Día de los Ángeles.

 

Vemos el cumplimiento de la profecía está montado de alta potencia desde entonces.

 

Observamos también que desde entonces los ataques contra el cristianismo son de gran magnitud.

 

Marzo de 2012: inicio del estado de guerra « Jihad »

 

Los islamistas fanáticos están librando una guerra sin gracias contra los tibios musulmán en la creencia y la lectura del Corán y el Hadith.

 

También llevan a cabo una guerra particularmente innobles contra las poblaciones cristianas estén donde estén en minoría.

 

Estamos viendo verdadero « genocidio » cometido por los islamistas contra las poblaciones cristianas en particular en África y el Oriente Medio.

 

En otras partes del planeta son los ataques que están diseñados para crear un clima de miedo e incluso terror de las poblaciones cristianas.

 

Si analizamos a la luz de la Biblia estas tres fechas y profecías logros

 

Nos encontramos con que el 14 de mayo 1948  es el principio del fin de los tiempos.

 

El 29 septiembre 2008   es el comienzo de la tribulación « que el término bíblico es de siete años ‘

 

También sabemos que esos siete años se dividen en dos partes de tres y media cada una, y la segunda parte es peor que el primero.

Daniel 9 versículo 27

http://bible.catholique.org/livre-de-daniel/4864-chapitre-9

Se concluirá un pacto firme con muchos por una semana; y en medio de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda, y el ala de abominaciones vendrá una devastadora, y esto hasta que la destrucción y lo que se ha decretado en la propagación devastada.

 

Encontramos que tres y medio separan bien 29 de septiembre 2008 de marzo de 2012 y cabe señalar que tres años y medio 03 2012 nos trae a septiembre de 2015.

 

Cuando la guerra « Jihad » comenzó 03 2012 corresponde al conflicto con el fin de los tiempos dirigido por el « devastador »   del  « E. I. «  (el estado islámico), también conocido como el « DAECH ‘  ‘de 42 meses Gran tribulación «  que se adoptará por Jesucristo a su regreso.

 

03 2012   es el comienzo de la Gran Tribulación 42 meses. 

 

Así que decir que sin el regreso de Jesucristo es para este año 2015, sin embargo es claro que hay una muy alta probabilidad de que este regreso en la gloria de nuestro Señor Jesucristo sea en un tiempo muy cerca.

 

Como cristianos podemos entender la medida del tiempo La guerra como libro Jesucristo y Lucifer.

 

Jesucristo luchar para salvar a la mayoría de nuestros hermanos y hermanas:

Para llevarlo a través del bautismo y el arrepentimiento almas máximos

Para protegerse de los tormentos de la final de los tiempos todos los que son elegidos como salvador.

Para protegernos de los ataques de las fuerzas de Lucifer.

 

Lucifer busca poner duda en la mente de los cristianos, para capacitarlos en la pobreza, la miseria, el odio y la guerra para guiarlos mejor esclavitud moderna.

 

El trabajo de los Elites Lucifer 

Nos Mis queridos hermanos y hermanas en Cristo somos los soldados de Cristo resucitado y deben llevar a gritos la buena noticia de la inminente regreso en la gloria de nuestro Señor Jesucristo.

 

Tenga en cuenta que Dios también debe intervenir en los últimos tiempos por nuestro cumplimiento de la pena y el día de su ira.

 

Yo esperaba que el castigo y la ira de Dios día durante los últimos días de la final de los tiempos, justo antes del regreso de Jesucristo.

 

Y de nuevo por una mirada analítica en el pasado, creo que sin ser capaz de decir, pero es algo tan real que no entiendo no haber pensado antes, me explico:

 

Recordemos que, efectivamente, el pueblo judío vivió un verdadero calvario de dos mil años el castigo por todos los pecados cometidos. Y el 14 de mayo de 1948, Dios perdonó.

 

Pero este no es el mismo para todos los no-Judios!

 

Todos nosotros (no judío) somos responsables ante Dios por todos los pecados cometidos.

 

Los verdaderos cristianos seremos salvados por el amor de Jesucristo.

 

Pero se salvará sólo aquellos que se arrepienten de sus pecados, que vienen a Cristo por el bautismo, la demanda de perdón y luego caminar humildemente en la vida por los pecadores arrepentidos.

 

Todos los demás deben hacer frente a los ataques de los seguidores de Satanás superar más pruebas decretadas por Dios.

 

Podemos notar que desde 14 de mayo 1948 los países más expuestos a los ataques de los seguidores de Satanás, y víctimas de grandes catástrofes son los países donde el cristianismo es una minoría.

 

Del mismo modo que es en estos países a las minorías cristianas que desde el 29 de Setiembre de 2008 La gente sufre el máximo provecho de los desastres naturales y la persecución.

 

Y finalmente desde Marzo 2012 se encuentra todavía en los mismos países a las minorías cristianas, como los desastres naturales son los más fuertes y que tenga en cuenta que los islamistas ellos masacrados mientras masacrando a las minorías cristianas de paso.

 

En consecuencia, constatamos que el castigo de Dios se extendió visiblemente en los últimos tiempos con una subida igual a la magnitud de la guerra entre Cristo y Lucifer.

 

Jesucristo, por lo tanto, el ahorro por su amor, el castigo de Dios, todos los seres que vienen a Él por el bautismo y el arrepentimiento y se ponen bajo su protección por la oración y la humildad.

 

Lucifer en busca de venganza por el sufrimiento y la destrucción de los seres máximos y en particular los cristianos.

 

Dios medida con la aplicación de estos tiempos del fin de los tiempos su castigo y la ira en los que no se puso bajo la protección del amor y la paz de Jesucristo.

 

Dios en estos tiempos del fin de los tiempos, por becas contra el perdón de todos sus pecados cometidos, a todos los que se pusieron bajo la protección del amor y la paz de Jesucristo.

 

La oración, la fe, la humildad y el arrepentimiento será ayudar a mis queridos hermanos y hermanas en estos momentos muy difíciles antes del regreso de nuestro Señor Jesucristo, que prometió hay dos mil años para venir a salvarnos fin del tiempo.

 

Obviamente estamos allí, y su regreso es inminente.

 

Vamos a arrepentimos!

 

 

A la espera del regreso de nuestro Señor todavía tenemos que enfrentar algunos días muy difíciles y días.

 

Las dificultades que todavía se amplifican y todavía amplifican cada vez más como el dolor del parto hasta que el Señor Jesucristo en el Monte de los Olivos. Juan 16,21

18 Terremotos en Nepal en 3 días 

http://www.emsc-csem.org/#2w

 

 

Baltimore, la crisis económica: los negros atacan blancos

http://echelledejacob.blogspot.fr/2015/04/baltimore-crise-economique-les-noirs.html

 

Paz, amor y alegría en los corazones y hogares en anticipación del regreso de nuestro Señor Jesucristo para su reinado de mil años que nos separará del juicio final.

 

Complacer a mis queridos hermanos y hermanas en Cristo, quieren comunicarse bien con todos sus contactos este enlace para acceder directamente a todos mis artículos:

 

http://wordpress.com/read/blog/id/10443259/

 

El tiempo es corto y hay que trabajar para difundir el evangelio , « Jesucristo viene pronto » 

 

Podría estar equivocado, y no sería la primera vez, pero creo que el retorno de Jesucristo es bueno para este año, 2015.

 

Los invito a leer o releer mi artículo:

 

EL REGRESO DE JESUCRISTO EL 14 de mayo o el 15 de septiembre 2015!DURANTE LA FIESTA DE TROMPETAS

 

También los invito a ver estos tres videos sobre las profecías de los últimos tiempos del Dr. Peter Gilbert « Escathologue ».

 

 

Piensa que las tribulaciones aún no han venido.

 

Estoy de acuerdo en que ya estamos al final de la tribulación justo antes del regreso de Jesucristo, pero no soy un profeta y puedo estar equivocado, sin embargo debemos estar siempre listos para recibir al Señor en todo momento.

No. 1

 

No. 2

 

No. 3

 

También invito a ustedes, mis hermanos y hermanas queridas por debajo de leer el Evangelio de Marcos

Vencedor

Evangelio de Marcos

 

http://www.info-bible.org/lsg/41.Marc.html

 

Marcos 1

1.1

Principio del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios.

1.2

De acuerdo con lo que está escrito en Isaías el profeta: He aquí, yo envío mi mensajero delante de ti, el cual preparará tu camino;

1.3

Voz del que clama en el desierto: Preparad el camino del Señor, allanad sus senderos.

1.4

Juan bautizaba en el desierto, predicando un bautismo de conversión para perdón de los pecados.

1.5

Todo el país de Judea y todos los habitantes de Jerusalén, fue a él; y confesando sus pecados, eran bautizados por él en el río Jordán.

1.6

Juan estaba vestido de pelo de camello y un cinturón de cuero a la cintura. Él comía langostas y miel silvestre.

1.7

Él predicaba, diciendo: Viene tras mí uno más poderoso que yo, y yo no soy digno de desatar encorvado para mí, la correa de sus sandalias.

1.8

Yo os he bautizado con agua; él os bautizará en Espíritu Santo.

1.9

En aquel tiempo, Jesús vino de Nazaret de Galilea, y fue bautizado por Juan en el Jordán.

1.10

En el momento en que salió del agua, vio abrirse los cielos y el Espíritu bajaba sobre él como una paloma.

1.11

Y vino una voz del cielo que decía: Tú eres mi Hijo amado, en quien tengo complacencia.

1.12

Inmediatamente el Espíritu llevó a Jesús al desierto,

1.13

donde pasó cuarenta días, siendo tentado por Satanás. Él estaba con las fieras, y los ángeles le servían.

1.14

Después que Juan fue encarcelado, Jesús vino a Galilea predicando el evangelio de Dios.

1.15

Y diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios está cerca.Convertíos y creed en el evangelio.

1.16

Al pasar junto al mar de Galilea, vio a Simón ya Andrés, el hermano de Simón echaban la red en el mar; pues eran pescadores.

1.17

Jesús les dijo: Sígueme, y yo los haré pescadores de hombres.

1.18

Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron.

1.19

Después de haber ido un poco más lejos, vio a Santiago, hijo de Zebedeo, ya su hermano Juan, que estaban también en la barca arreglando las redes.

1.20

Inmediatamente los llamó; y dejando a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros, le siguieron.

1.21

Entraron en Cafarnaún. Y en el día de reposo, Jesús primero entró en la sinagoga, enseñaba.

1.22

Se admiraban de su doctrina; porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas.

1.23

Y había en la sinagoga de ellos un hombre con espíritu inmundo, el cual exclamó:

1.24

Lo que él estaba entre nosotros y vosotros, Jesús de Nazaret? Has venido a destruirnos. Sé quién eres, el Santo de Dios.

1.25

Jesús le reprendió, diciendo: Cállate, y sal de él.

1.26

Y el espíritu inmundo salió de él, sacudiendo violentamente, y con un fuerte grito.

1.27

Todos se quedaron asombrados, por lo que discutían entre sí, diciendo: ¿Qué es esto? Una nueva enseñanza! Manda hasta a los espíritus inmundos, y le obedecen!

1.28

Y su fama se extendió a toda la región alrededor de Galilea.

1.29

Al salir de la sinagoga, fue con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés.

1.30

La madrastra de Simón estaba en cama con fiebre; e inmediatamente le dijeron sobre ella.

1.31

Habiendo llegado cerca, él la levantó, tomándola de la mano, y la fiebre la dejó. Y ella les servía.

1.32

Esa noche, después de la puesta del sol, le trajeron todos los enfermos y endemoniados.

1.33

Y toda la ciudad se agolpó a la puerta.

1.34

Él sanó a muchos que padecían de diversas enfermedades; y echó fuera muchos demonios, y no permitió hablar a los demonios, porque le conocían.

1.35

Hacia la mañana cuando todavía estaba muy oscuro, se levantó y se fue a un lugar desierto, y allí oraba.

1.36

Simón y los que estaban con él comenzaron a buscarlo;

1.37

y cuando lo habían encontrado, ellos le dijeron: Todos te buscan.

1.38

Él les respondió: Vamos a los lugares vecinos, que yo también predica;porque eso es por lo que salió.

1.39

Y predicaba en las sinagogas de ellos en toda Galilea, y echaba fuera los demonios.

1.40

Un leproso vino a él; y, arrodillándose, dijo suplicante: Si quieres, puedes limpiarme.

1.41

Jesús, movido a compasión, extendió su mano, le tocó, y le dijo: Quiero, sé limpio.

1.42

Inmediatamente le desapareció la lepra y quedó limpio.

1.43

Jesús le envió sobre el terreno, con las recomendaciones estrictas,

1.44

y le dijo: Mira que no dijeran a nadie; sino ve, muéstrate al sacerdote y ofrece por tu purificación lo que mandó Moisés, para testimonio a ellos.

1.45

Pero este hombre, después de haber ido, comenzó a publicarlo mucho, ya divulgar, de manera que Jesús no podía entrar abiertamente en la ciudad. Pero estaba fuera en los lugares desiertos; y venían a él de todas partes.

Marcos 2

2.1

Algunos días más tarde, entró en Capernaum. Nos enteramos de que estaba en casa,

2.2

y reunió a un gran número de personas que el espacio delante de la puerta no pudo contenerlos. Habló la palabra.

2.3

La gente venía a él, trayendo un paralítico llevado entre cuatro.

2.4

Como no podían venir, debido a la multitud, descubrieron el techo de la casa donde estaba, y bajaron el lecho en que yacía el paralítico abrir.

2.5

Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: Hijo, tus pecados te son perdonados.

2.6

Había algunos de los escribas que estaban sentados, y que llamaban a sí mismos dentro de sí mismos:

2.7

Cómo ha quedado éste así? Blasfemias dice Él blasfemia. ¿Quién puede perdonar pecados, sino sólo Dios?

2.8

Inmediatamente Jesús sabía en su espíritu que pensaban así dentro de sí mismos, les dijo: ¿Por qué tienes estas cosas en vuestros corazones?

2.9

¿Qué es más fácil, decir al paralítico: « Tus pecados te son perdonados », o decir: Levántate, toma tu lecho y anda?

2.10

Pues para que sepáis que el Hijo del hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados:

2.11

Yo os mando, dijo al paralítico: Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa.

2.12

Y por el momento, se puso de pie, tomó su lecho, salió delante de todos, de manera que todos se asombraron, y glorificaron a Dios, diciendo: Nunca hemos visto nada igual .

2.13

Jesús salió otra vez al lado del mar. La multitud se acercó a él, y les enseñaba.

2.14

Por cierto, vio a Leví, hijo de Alfeo, sentado en el despacho de impuestos. Él le dijo: Sígueme. Leví se levantó y lo siguió.

2.15

Mientras Jesús estaba a la mesa en casa de Leví, muchos publicanos y pecadores también se sentaron con Jesús y sus discípulos; porque había muchos, y ellos lo siguieron.

2.16

Los escribas y fariseos le vieron comer con los publicanos y pecadores, dijeron a los discípulos: ¿Por qué beber y se come con los publicanos y pecadores?

2.17

Cuando Jesús lo oyó, dijo: No es los que están sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. No he venido a llamar a justos, sino a pecadores.

2.18

Los discípulos de Juan y los fariseos estaban ayunando. Ellos se acercaron a él, diciendo: ¿Por qué los discípulos de Juan y los de los fariseos ayunan, y tus discípulos no ayunan?

2.19

Jesús les respondió: ¿Pueden los que están de bodas ayunen mientras el novio está con ellos? Mientras tienen al novio con ellos, no pueden ayunar.

2.20

Pero vendrán días cuando el esposo les será quitado, y entonces ayunarán en aquel día.

2.21

Nadie pone remiendo de paño nuevo en vestido viejo; de lo contrario el nuevo llenado-tira del viejo, y un alquiler peor.

2.22

Y nadie echa vino nuevo en odres viejos; de lo contrario el vino hará reventar los odres, y el vino y los odres se pierden; pero hay que poner vino nuevo en odres nuevos.

2.23

Sucedió en el sábado, que fue a través de los campos de trigo. Sus discípulos, en el camino, comenzaron a arrancar espigas.

2.24

Los fariseos le dijeron: Mira, ¿por qué hacen lo que no es lícito hacer en sábado?

2.25

Jesús les respondió: ¿Nunca leísteis lo que hizo David cuando tuvo necesidad, y tuvo hambre, él y los que estaban con él;

2.26

cómo entró en la casa de Dios en el tiempo de Abiatar sumo sacerdote, y comió los panes de la proposición, que se permitió a los sacerdotes para comer, y dio también a los que estaban con él?

2.27

Él les dijo: El sábado fue hecho para el hombre, no el hombre para el sábado,

2.28

así también el Hijo del hombre es Señor aun del sábado.

Marcos 3

3.1

Otra vez entró Jesús en la sinagoga. Y había un hombre que tenía la mano seca.

3.2

Ellos le acechaban para ver si sanaría en sábado, para que acusarle.

3.3

Y Jesús le dijo al hombre que tenía la mano seca: Levántate en medio.

3.4

Entonces él les dijo: ¿Es lícito en sábado hacer el bien o hacer mal, salvar una vida o matar? Pero ellos callaban.

3.5

Así que, mirando a su alrededor con enojo, entristecido por la dureza de sus corazones, dijo al hombre: Extiende tu mano. Y él la extendió, y su mano quedó sana.

3.6

Los fariseos salieron y de inmediato tomaron consejo con los herodianos sobre cómo destruirlo.

3.7

Jesús se retiró al mar con sus discípulos. Una gran multitud lo siguió de Galilea;

3.8

y Judea, y de Jerusalén, de Idumea, y del otro lado del Jordán, y alrededor de Tiro y de Sidón, grande multitud, oyendo todo lo que hizo, se acercaron a él.

3.9

Él instruyó a sus discípulos a tener siempre a su disposición un pequeño barco, con el fin de no ser presionado por la multitud.

3.10

Porque había sanado a muchos, todos los que tenían enfermedades se agolpaba sobre él para tocarlo.

3.11

Los espíritus inmundos, al verle, se postraban delante de él, y daban voces: Tú eres el Hijo de Dios.

3.12

Pero él con severidad les advirtió que no le descubriesen.

3.13

Él subió a la montaña; Llamó a los que quiso, y vinieron a él.

3.14

Instituyó Doce, para que estuvieran con él,

3.15

y para enviarlos a predicar con poder de expulsar los demonios.

3.16

Allí establece a los doce: Simón, a quien llamó Pedro;

3.17

Jacques, hijo de Zebedeo y Juan, el hermano de Santiago, a quien le dio el nombre de Boanerges, que significa hijo del trueno;

3.18

André; Philippe; Bartolomé; Mateo; Thomas; Jacques, hijo de Alfeo;Tadeo; Simón el cananeo;

3.19

y Judas Iscariote, el que también le entregó.

3.20

Fueron a la casa, y la multitud se agolpa juntos de nuevo, de modo que ni siquiera podían comer pan.

3.21

Los padres de Jesús se enteraron de lo que estaba pasando, llegó a apoderarse de él; porque decían: Está fuera de sí.

3.22

Y los escribas que habían venido de Jerusalén decían que tenía a Beelzebú; es por el príncipe de los demonios que expulsa a los demonios.

3.23

Jesús los llamó y les dijo en parábolas: ¿Cómo puede Satanás echar fuera a Satanás?

3.24

Si un reino está dividido contra sí mismo, ese reino no puede permanecer;

3.25

Si una casa está dividida contra sí misma, tal casa no puede permanecer.

3.26

Si Satanás se levanta contra sí mismo, que se divide, no puede permanecer, sino que es todo sobre él.

3.27

Nadie puede entrar en la casa de un hombre fuerte y saquear sus bienes, si primero no lo ata al hombre fuerte; entonces saqueará su casa.

3.28

Te digo la verdad, todos los pecados serán perdonados hijo de los hombres, y lo que sea blasfemias que hablen

3.29

pero el que blasfeme contra el Espíritu Santo no tiene perdón, sino que es reo de juicio eterno.

3.30

Dijo esto porque dijo: Él tiene un espíritu inmundo.

3.31

Llegó entonces su madre y sus hermanos vinieron, y quedándose afuera, enviaron a llamarle.

3.32

Una multitud estaba sentada alrededor de él, y dijo: He aquí, tu madre y tus hermanos están afuera y te buscan.

3.33

Y él dijo: ¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos?

3.34

Luego miró a los que estaban sentados alrededor de él: He aquí, dice, mi madre y mis hermanos.

3.35

Porque todo el que hace la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana, y madre.

Marcos 4

4.1

Comenzó de nuevo para enseñar junto al mar. Una gran multitud se reunió alrededor de él, se fue y se sentó en un barco en el mar. Toda la gente estaba en la tierra.

4.2

Les enseñó muchas cosas en parábolas, y les dijo en su enseñanza:

4.3

Escuchar. El sembrador salió a sembrar.

4.4

Mientras sembraba, parte de la semilla cayó junto al camino y vinieron las aves y se la comieron.

4.5

Otra parte cayó en pedregales, donde no tenía mucha tierra; brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra;

4.6

pero cuando salió el sol, se quemó y se marchitaron raíces.

4.7

Otra parte cayó entre espinos, y los espinos crecieron y la ahogaron, y no dio fruto.

4.8

Y otra parte cayó en buena tierra, y dio fruto crecer y aumentar y cediendo treinta, sesenta y ciento por uno.

4.9

Luego dijo: El que tiene oídos para oír.

4.10

Cuando se quedó solo, los que le rodean con los doce le preguntaron sobre la parábola.

4.11

Él les dijo: A vosotros es dado saber el misterio del reino de Dios; pero para los que están fuera todo está en parábolas;

4.12

Que viendo, vean y no perciban, y oyendo, oigan y no entiendan, no sea que se conviertan, y sus pecados sean perdonados.

4.13

El les dijo: ¿No entienden esta parábola? ¿Cómo va a entender todas las parábolas?

4.14

El sembrador siembra la palabra.

4.15

Algunos están a lo largo del camino, donde se siembra la palabra;habiendo oído, inmediatamente viene Satanás y se lleva la palabra que se sembró en ellos.

4.16

Otros, de manera similar, se siembran en pedregales: cuando oyen la palabra, al momento la reciben con gozo;

4.17

pero no tienen raíz en sí, sino que perduran y, cada vez que hay problemas o persecución a causa de la palabra, luego tropiezan.

4.18

Otros están sembrados entre espinos; que son los que oyen la palabra,

4.19

pero los afanes de la edad, y el engaño de las riquezas, y las codicias de otras cosas, ahogan la palabra, y se hace infructuosa.

4.20

Otros están sembrados en buena tierra; que son los que oyen la palabra y la aceptan y dan fruto, treinta, sesenta y ciento por uno.

4.21

Él les dijo: Trae hace una lámpara y se pone debajo de un almud, o debajo de la cama? ¿No es poner en un soporte?

4.22

Porque no hay nada encubierto que no haya de ser manifestado; ni secreto que no haya de ser descubierto.

4.23

Si alguno tiene oídos para oír, que oiga.

4.24

Él les dijo: Mirad lo que oís. La medida que se mide se servirá, y os será hecho.

4.25

Porque a todo el que; pero al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene.

4.26

Él dijo: Así es el reino de Dios, como si un hombre echa semilla en la tierra;

4.27

ya sea que duerma o reloj, día y noche, la semilla brota y crece, sin que él sepa cómo.

4.28

La tierra produce por sí misma, primero hierba, luego espiga, después el grano lleno en la espiga;

4.29

y, cuando el fruto está maduro, se le mete la hoz, porque la siega ha llegado.

4.30

Y él dijo: ¿Qué vamos a comparar el reino de Dios, o qué parábola de acuerdo?

4.31

Es como un grano de mostaza, que, cuando se siembra en tierra, es la más pequeña de todas las semillas en la tierra;

4.32

sin embargo, cuando se siembra crece y se hace mayor que todas las hierbas, y brotan las ramas grandes, de manera que las aves del cielo pueden morar bajo su sombra.

4.33

Y con muchas parábolas como éste hablaba la palabra, ya que fueron capaces de escucharlo.

4.34

No habló con ellos sin parábolas; pero en privado les explicaba todo a sus discípulos.

4.35

Ese mismo día, por la tarde, Jesús dijo: Vamos a ir a otro lado.

4.36

Después de despedir a la multitud, lo llevaron a la barca donde estaba;también hubo otros barcos con él.

4.37

Y se levantó una gran tormenta, y echaba las olas en la barca, de modo que ya se anegaba.

4.38

Y él estaba dormido en la popa sobre el cojín. Lo despertaron y le dijeron: Maestro, ¿no tienes cuidado que perecemos?

4.39

Se levantó, increpó al viento y dijo al mar: Calla! Cállate! Y cesó el viento, y hubo una gran calma.

4.40

El les dijo: ¿Por qué estás tan temeroso? ¿Cómo tiene usted fe?

4.41

Y lo que temieron, y se dijeron unos a otros: ¿Qué clase de hombre es éste, que aun obedecen el viento y el mar?

Marcos 5

5.1

Llegaron al otro lado del mar, en la región de los gadarenos.

5.2

Y cuando él estaba fuera de la barca, vino a su encuentro un hombre de los sepulcros, y tiene un espíritu inmundo.

5.3

Que tenía su morada en los sepulcros, y nadie podía sujetarlo ni siquiera con cadenas.

5.4

Por menudo tenía grilletes y cadenas había sido atado, pero él rompió las cadenas y roto las cadenas, y nadie tenía la fuerza para someterlo.

5.5

Siempre era de noche y día entre las tumbas y en las montañas, gritando e hiriéndose con piedras.

5.6

Cuando vio a Jesús de lejos, corrió y se postró ante él,

5.7

y clamó a gran voz: ¿Qué hizo para mí y para ti, Jesús, Hijo del Dios Altísimo? Te lo ruego en el nombre de Dios, no me atormentes.

5.8

Para él, le dijo: Sal de este hombre, espíritu inmundo!

5.9

Y le preguntó: ¿Cuál es tu nombre? Mi nombre es Legión, él contestó, porque somos muchos.

5.10

Y él le rogó que no los enviara fuera del país.

5.11

Había, a las montañas una gran piara de puercos paciendo.

5.12

Y los demonios le rogaron, diciendo: Envíanos a los cerdos para que entremos en ellos.

5.13

Él les permitió. Y los espíritus inmundos salieron y entraron en los cerdos, y la manada corrieron violentamente por una pendiente hacia el mar: había unos dos mil, y se ahogaron en el mar.

5.14

Los que les daba de comer huyeron, y dieron aviso en la ciudad y en el campo. La gente salió a ver lo que había sucedido.

5.15

Ellos se acercaron a Jesús y vieron al endemoniado, que había tenido la legión, sentado, vestido y en su sano juicio; y tuvieron miedo.

5.16

Los que habían visto lo que había pasado les contaron lo que había sucedido con el endemoniado y con los cerdos.

5.17

Entonces comenzaron a rogarle a Jesús a abandonar su territorio.

5.18

Mientras subía a la barca, el que había estado poseído por demonios pidió permiso para quedarse con él.

5.19

Jesús no se lo permitió, sino que le dijo: Vete a tu casa, a, y cuéntales cuán grandes cosas ha hecho el Señor y cómo tuvo misericordia de ti.

5.20

Él se fue y comenzó a proclamar en Decápolis lo que Jesús había hecho por él. Y todos se asombraron.

5.21

Jesús en el barco regresó al otro lado, una gran multitud se reunió alrededor de él. Estaba al lado del mar.

5.22

Entonces vino uno de los principales de la sinagoga, llamado Jairo, que, teniendo una visión, cayeron a sus pies,

5.23

y le dio esta petición urgente: Mi hijita está al final, vamos, que impone las manos, por lo que puede ser curado y vivir.

5.24

Jesús fue con él. Una gran multitud siguió y lo apretó.

5.25

Ahora había una mujer que estaba con flujo de sangre desde hacía doce años.

5.26

Había sufrido mucho de muchos médicos, y había gastado todo lo que tenía, y ella había nada había aprovechado, antes le iba peor estaba.

5.27

Habiendo oído hablar de Jesús, vino por detrás entre la multitud, y tocó su manto.

5.28

Para ella dijo: Si logro tocar siquiera su ropa, seré salva.

5.29

En ese momento la pérdida de sangre se detuvo y sintió en su cuerpo que estaba curada de su aflicción.

5.30

Jesús inmediatamente conociendo en sí mismo el poder que había salido de él; y, volviéndose a la multitud, dijo: ¿Quién ha tocado mis vestidos?

5.31

Sus discípulos le dijeron: Ves que la multitud te aprieta, y dices: ¿Quién me ha tocado?

5.32

Y miró a su alrededor para ver quién lo había hecho.

5.33

Pero la mujer, temiendo y temblando, sabiendo lo que le había sucedido, vino y se postró a sus pies y le dijo toda la verdad.

5.34

Pero Jesús le dijo: Hija, tu fe te ha salvado; vete en paz y queda sana de tu azote.

5.35

Mientras él aún hablaba, vino del principal de la sinagoga de, diciendo: Tu hija ha muerto; por qué el Maestro?

5.36

Pero Jesús, sin tener en cuenta estas palabras, dijo al príncipe de la sinagoga: No temas, cree solamente.

5.37

Y no permitió que nadie lo acompañara, excepto Pedro, Santiago y Juan, el hermano de Jacques.

5.38

Llegaron a la casa del jefe de la sinagoga, y vio el alboroto, los que lloraban y se lamentaban.

5.39

Entró y les dijo: ¿Por qué hacéis este trámite, y ¿por qué lloras? La niña no está muerta, sino que duerme.

5.40

Y se burlaban de él. Entonces, habiendo todos ellos apagar, toma consigo al padre ya la madre del niño, y los que lo habían acompañado, y entró donde estaba la niña.

5.41

Él la agarró de la mano, y le dijo: Talita Koumi, lo que significa Niña, levántate, que te digo.

5.42

Inmediatamente la niña se levantó y comenzó a caminar; pues tenía doce años. Y estaban muy sorprendidos.

5.43

Y les mandó rigurosamente que ningún hombre debe saberlo; y él les dijo que dar espacio a la chica.

Marcos 6

6.1

Jesús salió de allí y se fue a su tierra natal. Sus discípulos lo siguieron.

6.2

Cuando llegó el sábado, comenzó a enseñar en la sinagoga. Muchas personas que le oían estaban atónitos, diciendo: ¿Cómo llegó éste estas cosas? ¿Cuál es la sabiduría que le fue dada, y cómo tales obras poderosas son hechas por sus manos?

6.3

¿No es éste el carpintero, el hijo de María, hermano de Santiago, José, Judas y Simón? Y sus hermanas, ¿no están aquí con nosotros? Y fue para ellos ofendido.

6.4

Pero Jesús les dijo: No hay profeta sin honra sino en su ciudad natal, entre sus parientes y en su propia casa.

6.5

No pudo hacer allí ningún milagro, salvo que él puso sus manos sobre unos pocos enfermos y los sanó.

6.6

Y estaba asombrado de la incredulidad de ellos. Jesús recorría las aldeas de alrededor, enseñando.

6.7

Entonces llamó a los doce, y comenzó a enviarlos de dos en dos, dándoles poder sobre los espíritus inmundos.

6.8

Él les ordenó que no llevaran nada para el camino, fuera de un bastón;sin pan, ni alforja, ni calderilla en la faja;

6.9

usar sandalias, y no poner en dos túnicas.

6.10

Entonces él les dijo: En cualquier casa donde entréis, quedad allí hasta que salgáis de allí.

6.11

Y, si hay alguna parte de personas que no reciben usted o escuchan a usted, quitarse de allí, sacudid el polvo de vuestros pies en testimonio a ellos.

6.12

Y ellos fueron, y predicaron el arrepentimiento.

6.13

Ellos echaban fuera muchos demonios, y ungían con aceite a muchos enfermos y los sanó.

6.14

El rey Herodes oyó hablar de Jesús, cuyo nombre se había hecho conocida, y dijo: Juan el Bautista ha resucitado de entre los muertos, y que es por eso que es a través de él se pregunta.

6.15

Otros decían: Es Elías. Y otros decían: Es un profeta, como uno de los profetas.

6.16

Pero cuando Herodes oyó esto, dijo: Juan el que yo decapitado, es él quien ha resucitado.

6.17

Porque el mismo Herodes había prendido a Juan, y le había encadenado en la cárcel por causa de Herodías la mujer de Felipe su hermano, porque se había casado con ella,

6.18

Juan le dijo: No se permite ti tener la mujer de tu hermano.

6.19

Herodías establece contra él, y deseaba matar.

6.20

Pero ella no podía; Porque Herodes temía a Juan, sabiendo que él es un hombre justo y santo; protegió, y, después de escucharlo, él hizo muchas cosas y le oía de buena gana.

6.21

Y venido un día oportuno, en que Herodes, en su cumpleaños, daba una cena a sus príncipes y tribunos, y los principales de Galilea.

6.22

La hija de Herodías entró en la habitación; bailó y agradó a Herodes ya sus invitados. El rey dijo a la muchacha: Pídeme lo que quieras, y yo os haré.

6.23

Y juró Lo que me pides, te daré, hasta la mitad de mi reino.

6.24

Estar fuera, le dijo a su madre: ¿Qué pediré? Y ella dijo: La cabeza de Juan el Bautista.

6.25

Ella inmediatamente con prisa al rey y le dijo a esta solicitud: Quiero que me des a la vez en un plato la cabeza de Juan el Bautista.

6.26

El rey se entristeció; pero a causa del juramento y de los invitados, no quiso desecharla.

6.27

Él envió sobre el terreno a un guardia, y mandó traer la cabeza de Juan el Bautista.

6.28

El guardia fue y le decapitó en la cárcel, y trajo su cabeza en una bandeja. Se la dio a la muchacha, y la muchacha se la dio a su madre.

6.29

Y sus discípulos oyeron esto, vinieron y tomaron su cuerpo y lo pusieron en un sepulcro.

6.30

Los apóstoles se juntaron con Jesús, y le contaron todo lo que habían hecho y lo que habían enseñado.

6.31

Jesús les dijo: Venid aparte a un lugar desierto, y descansad un poco.Porque eran muchos los que iban y venían, y que ni siquiera tienen tiempo para comer.

6.32

Así que se fueron en un barco, para irse a un lugar desierto.

6.33

Mucha gente los va vieron y los reconocieron, y todas las ciudades a pie y corrían delante de ellos en el lugar donde iban.

6.34

Cuando desembarcó, vio una gran multitud, y tuvo compasión de ellos, porque eran como ovejas sin pastor; y comenzó a enseñarles muchas cosas.

6.35

A medida que la hora ya era tarde, sus discípulos se acercaron a él y le dijeron: El lugar es desierto, y el tiempo es ya pasado;

6.36

Enviar a la basura, para que puedan entrar en el país y los pueblos alrededor, y se compren algo de comer.

6.37

Jesús les respondió: Dadles vosotros de comer. Pero ellos le dijeron: Vamos a ir a comprar pan para doscientos denarios, y les demos de comer?

6.38

Él les dijo: ¿Cuántos panes tenéis? Compruebe. Ellos sabían, dijeron: Cinco, y dos peces.

6.39

Y les mandó que hiciesen recostar a todos por grupos sobre la hierba verde,

6.40

y se sentaron en filas de cien y de cincuenta.

6.41

Él tomó los cinco panes y los dos pescados y, mirando al cielo, dio gracias. Luego partió los panes y se los dio a los discípulos para que la multitud. También repartió los dos pescados entre todos.

6.42

Todos comieron y se saciaron,

6.43

y recogieron doce canastas llenas de pedazos de pan y lo que quedaba de los peces.

6.44

Los que comieron los panes eran cinco mil hombres.

6.45

En seguida Jesús hizo a sus discípulos entrar en la barca e ir delante de él a la otra orilla a Betsaida, mientras él despedía a la multitud.

6.46

Cuando él regresó, se fue al monte a orar.

6.47

Cuando llegó la noche, la barca estaba en medio del mar, y él solo en tierra.

6.48

Los vio fatigados bogando, porque el viento era contrario. En la cuarta vigilia de la noche vino a ellos andando sobre el mar, y habría pasado.

6.49

Cuando lo vieron caminando sobre el mar, pensaron que era un fantasma, y ​​gritó;

6.50

porque todos le veían, y se turbaron. Y en seguida Jesús les habló, diciendo: No te preocupes, soy yo, no temáis!

6.51

Luego subió a ellos en la barca, se calmó el viento. Ellos eran en sí mismos todos atónitos y maravillados;

6.52

porque no habían entendido lo de los panes, porque su corazón se endureció.

6.53

Después de haber cruzado, llegaron a tierra en Genesaret, y aterrizaron.

6.54

Cuando estaban fuera de la barca, la gente, habiéndole reconocido de inmediato,

6.55

corrieron alrededor y comenzaron a traer a los enfermos en las esteras a donde oían que estaba.

6.56

Dondequiera que entraba, en aldeas, o ciudades o campos, ponían a los enfermos en las plazas y le rogaban que les dejase tocar solamente el borde de su manto. Y todos los que le tocó fueron sanados.

Marcos 7

7.1

Los fariseos y los escribas, que viene de Jerusalén, se juntaron a Jesús.

7.2

Vieron algunos de sus discípulos comer pan con manos inmundas, esto es, no lavadas.

7.3

Porque los fariseos y todos los Judios no comen a menos de que se laven las manos, según la tradición de los ancianos;

7.4

y cuando vienen desde el mercado no comen a menos de que se laven.Ellos todavía tienen un montón de otras cosas allí, como el lavado de vasos, jarras y vasos de bronce.

7.5

Y los fariseos y los escribas le preguntaron: ¿Por qué tus discípulos no siguen la tradición de los ancianos, sino que comen pan con manos sin lavar?

7.6

Respondió Jesús: Hipócritas, bien hizo profetizó de vosotros Isaías, como está escrito: Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí.

7.7

En lo hacen vano me honran, enseñando como doctrinas mandamientos de hombres.

7.8

Porque dejando el mandamiento de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres.

7.9

Él les dijo: Bien invalidáis el mandamiento de Dios, para guardar vuestra tradición.

7.10

Porque Moisés dijo: Honra a tu padre ya tu madre; y, El que maldiga a su padre oa su madre será condenado a muerte.

7.11

Pero vosotros decís: Si un hombre le dice a su padre oa su madre, lo que podría haber de mí es Corbán, es decir, una ofrenda a Dios,

7.12

ya no lo deja hacer nada por su padre o su madre,

7.13

Invalidando la palabra de Dios por vuestra tradición que habéis transmitido. Y hacen muchas otras cosas.

7.14

Entonces había llamado á la gente, dijo: Oídme todos y entended.

7.15

No hay nada fuera del hombre que entre en él, que le pueda contaminar;sino lo que sale del hombre es lo que lo hace impuro.

7.16

Si alguno tiene oídos para oír, que oiga.

7.17

Cuando entró en la casa, lejos de la multitud, sus discípulos le preguntaron sobre la parábola.

7.18

Él les dijo: También, ¿es usted tonto? ¿No entiendes que nada de lo que entra desde el exterior a un hombre le pueda contaminar;

7.19

Porque no entra en su corazón, sino en el vientre, y va en la letrina, purgar todos los alimentos.

7.20

Él dijo: Lo que sale del hombre es lo que contamina al hombre.

7.21

Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios,

7.22

los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la blasfemia, soberbia, la insensatez.

7.23

Todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre.

7.24

Entonces Jesús se fue de allí, se fue a la región de Tiro y Sidón. Él entró en una casa, y no tendría ningún hombre sabe pero no pudo esconder.

7.25

Porque una mujer, cuya hija tenía un espíritu inmundo, oyó de él, vino y se postró a sus pies.

7.26

La mujer era, origen sirofenicia griego. Ella le rogaba que echase el demonio fuera de su hija. Jesús dijo:

7.27

Dejad que los niños primero hartarse: porque no está bien tomar el pan de los hijos y echarlo a los perrillos.

7.28

Sí, Señor, ella le respondió, pero los perrillos debajo de la mesa, comen las migajas de los hijos.

7.29

Luego dijo, debido a esto ir diciendo, el demonio ha salido de tu hija.

7.30

Y cuando ella se fue a su casa, encontró a la niña acostada en la cama, el demonio había salido.

7.31

Jesús dejó a la región de Tiro, vino por Sidón al mar de Galilea, atravesando los términos de Decápolis.

7.32

Ellos le trajeron un sordo que tenía dificultad para hablar, y le ruego a poner las manos sobre ella.

7.33

Él lo llevó aparte de la multitud, metió los dedos en los oídos y le tocó la lengua con su propia saliva;

7.34

Luego, mirando al cielo, suspiró y le dijo: Efata, es decir, abrirse.

7.35

Y sus oídos se abrieron, su lengua, y hablaba muy bien.

7.36

Jesús les ordenó que no dijeran a nadie; pero cuanto más les mandaba, tanto más se convocaron.

7.37

Ellos se maravillaban, diciendo: Él ha hecho todas las cosas; aun hace oír a los sordos y hablar a los mudos.

Marcos 8

8.1

En aquellos días, una multitud se reunió y no tenían qué comer, Jesús llamó a sus discípulos y les dijo:

8.2

Tengo compasión de la gente, porque ya hace tres días que están conmigo, y no tienen nada que comer.

8.3

Si los mando fuerzas casa de ayuno perdido su camino; porque algunos de ellos han venido de lejos.

8.4

Sus discípulos le respondieron: ¿Cómo puede un hombre satisfacer a estos hombres con pan aquí en el desierto?

8.5

Jesús les preguntó: ¿Cuántos panes tenéis? Siete, respondieron.

8.6

Y mandó a la multitud que se sentara, tomó los siete panes, y habiendo dado gracias, lo partió, y dio a sus discípulos para distribuir; y los presentaron en la multitud.

8.7

Tenían unos pocos pececillos, y Jesús le dieron gracias, también hizo la distribución.

8.8

Comieron y se saciaron; y recogieron siete cestas llenas de los pedazos que quedaban.

8.9

Eran cerca de cuatro mil. Y los envió.

8.10

De inmediato subió a la barca con sus discípulos, vino a la región de Dalmanuta.

8.11

Los fariseos salieron y comenzaron a discutir con Jesús, y para ponerle a prueba, le buscó una señal del cielo.

8.12

Y gimiendo en su espíritu, y dijo: ¿Por qué esta generación pide una señal? Te digo la verdad, no se dará una señal a esta generación.

8.13

Y dejándolos, y entrando en la barca, se fue al otro lado.

8.14

Y se olvidaron de llevar pan; tenían uno con ellos en el barco.

8.15

Y él les mandó diciendo: Mirad, y guardaos de la levadura de los fariseos y de la levadura de Herodes.

8.16

Y ellos discutían entre sí, diciendo: Es porque no trajimos pan.

8.17

Jesús, percibirlo, les dijo: ¿Por qué pensar que usted no tiene el pan?¿Está usted todavía no entiende, y es lo que no entiendes?

8.18

¿Te has endurecido corazón? Tener los ojos, ¿no te das cuenta? Y teniendo oídos no oís? ¿Y no te acuerdas?

8.19

Cuando partí los cinco panes entre cinco mil, ¿cuántas canastas llenas de los pedazos tomó usted para arriba? Doce, respondieron.

8.20

Y cuando partí los siete panes entre cuatro mil, ¿cuántas canastas llenas de los pedazos recogisteis? Siete, respondieron.

8.21

Y él dijo: ¿No lo entiendes todavía?

8.22

Llegaron a Betsaida; y le trajeron un ciego, le rogaron al tacto.

8.23

Él tomó al ciego de la mano y lo llevó fuera de la aldea; y escupiendo en sus ojos, impuso las manos, y le preguntó si veía algo.

8.24

Él miró, y dijo: Veo los hombres, pues los veo como árboles que caminan.

8.25

Puso sus manos de nuevo en sus ojos; y cuando le parezca, fue restablecido, y vio de lejos y claramente.

8.26

Y lo envió a su casa, diciendo: No ir a la aldea.

8.27

Jesús fue con sus discípulos, en las aldeas de Cesarea de Filipo les esta pregunta el camino preguntó: ¿Quién dicen los hombres que soy yo?

8.28

Ellos respondieron: Juan el Bautista; otros que Elías, otros uno de los profetas.

8.29

Y tú, les preguntó, ¿quién decís que soy yo? Pedro le respondió: Tú eres el Cristo.

8.30

Jesús les advirtió que no decir esto de él a nadie.

8.31

Entonces comenzó a enseñarles que el Hijo del hombre tiene que padecer mucho y ser rechazado por los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas, y ser muerto, y que al cabo de tres días resucitar.

8.32

Dijo que dice abiertamente. Y Pedro lo llevó aparte y comenzó a reprenderlo.

8.33

Pero Jesús, volviéndose y mirando a sus discípulos, reprendió a Pedro, diciendo: ¡Quítate de delante de mí, Satanás! porque no se puede entender las cosas de Dios, tú eres sólo pensamientos humanos.

8.34

Y llamó a la multitud con sus discípulos, dijo: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame.

8.35

Porque el que quiera salvar su vida la perderá, pero quien pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará.

8.36

¿Y qué le sirve al hombre ganar todo el mundo, y perdiere su alma?

8.37

¿Qué dará el hombre a cambio de su alma?

8.38

Porque el que se avergüence de mí y de mis palabras en esta generación adúltera y pecadora, el Hijo del hombre se avergonzará de él cuando venga en la gloria de su Padre con los santos ángeles.

Marcos 9

9.1

El les dijo: Yo te digo la verdad, algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte hasta que vean el reino de Dios venido con poder.

9.2

Seis días después, Jesús tomó consigo a Pedro, Santiago y Juan, y las saca fuera a un monte alto. Él se transfiguró delante de ellos;

9.3

sus vestidos se volvieron resplandecientes, muy blancos, no hay ningún lavador en la tierra podría blanquear ellos.

9.4

Elías y Moisés aparecieron a ellos, hablando con Jesús.

9.5

Y respondiendo Pedro, dijo a Jesús: Maestro, ¡qué bien que estemos aquí; Vamos a hacer tres tiendas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías.

9.6

Porque no sabía qué decir, porque tenían miedo.

9.7

Una nube que los cubrió, y desde la nube una voz: Este es mi Hijo amado, escuchadle!

9.8

Y de repente, mirando en derredor, y vieron a Jesús solo con ellos.

9.9

Y cuando bajaban del monte, Jesús les mandó que a nadie dijesen lo que habían visto, hasta que el Hijo del hombre resucitara de entre los muertos.

9.10

Ellos guardaron la palabra entre sí, discutiendo lo que resucitar de entre los muertos.

9.11

Los discípulos le preguntaron: ¿Por qué dicen los escribas que Elías debe venir primero?

9.12

Él respondió: Elías viene primero, y restaurará todas las cosas. ¿Y por qué está escrito del Hijo del hombre, que tiene que sufrir mucho y ser despreciado?

9.13

Pero yo os digo que Elías ya vino, y le han tratado a su antojo, como está escrito de él.

9.14

Cuando llegaron a los discípulos, vieron a su alrededor una gran multitud, y escribas que disputaban con ellos.

9.15

Tan pronto como la gente lo vio, se sorprendió mucho, y corriendo a saludarlo.

9.16

Él les preguntó: ¿Qué estás discutiendo con ellos?

9.17

Y uno de la multitud le respondió: Maestro, traje a ti mi hijo, que tiene un espíritu mudo.

9.18

Dondequiera que se apodera de él, lo tira hacia abajo; espumas y rechina los dientes y se vuelve rígido. Les pedí a tus discípulos que lo expulsaran, y no pudieron.

9.19

Faithless, Jesús les dijo: ¿Hasta cuándo estaré con vosotros? ¿Hasta cuándo tengo de sufrir? Traédmelo. Se llevó a él.

9.20

Y tan pronto como lo vio, el espíritu le convulsionó; cayó en la tierra, se revolcaba echando espumarajos.

9.21

Le preguntó a su padre: ¿Cuánto tiempo ha sido así con él? Desde la infancia, respondió.

9.22

Y muchas veces le echa en el fuego y en el agua para destruirlo. Pero si se puede hacer nada, ven en nuestra ayuda, ten misericordia de nosotros.

9.23

Jesús le dijo: Si puedes … Todo es posible para el que cree.

9.24

Inmediatamente el padre del muchacho exclamó, creo! ayudar a mi incredulidad!

9.25

Jesús vio la multitud se, reprendió al espíritu inmundo, diciéndole: Espíritu mudo y sordo, yo te mando, sal de él, y no entres más.

9.26

Y salió, gritando y agitando con gran violencia. Se convirtió como muerto, de modo que muchos decían que estaba muerto.

9.27

Pero Jesús lo tomó de la mano y lo levantó. Y él se puso de pie.

9.28

Cuando él entró en casa, sus discípulos le preguntaron aparte: ¿Por qué no echarle fuera?

9.29

Él les dijo: Esta clase puede salir, sino con oración.

9.30

Salieron de allí y pasaron por Galilea. Jesús no quería que nadie lo supiera.

9.31

Porque enseñaba a sus discípulos y les dijo: El Hijo del hombre será entregado en manos de los hombres; le matarán, y tres días después de haber sido condenado a muerte, se levantará.

9.32

Pero ellos no entendían esta palabra, y tenían miedo de preguntarle.

9.33

Llegaron a Cafarnaúm. Cuando estaba en casa, les preguntó: ¿Qué estabas discutiendo por el camino?

9.34

Pero ellos guardaron silencio, porque habían discutido entre sí sobre quién era el más grande.

9.35

Entonces se sentó, llamó a los doce, y les dijo: Si alguno quiere ser el primero, será el último de todos y el servidor de todos.

9.36

Y tomó a un niño y le había de pie en medio de ellos, y tomándolo en sus brazos, dijo:

9.37

El que reciba en mi nombre a un niño como éste recibe a mí mismo; y el que me recibe, no me recibe a mí, sino que me ha enviado.

9.38

Juan le dijo: Maestro, hemos visto a uno que echaba fuera demonios en tu nombre; y se lo prohibimos, porque no sigue con nosotros.

9.39

No prohibir Jesús dijo, porque no hay ninguno hay que haga milagro en mi nombre puede hablar mal de mí.

9.40

Quien no está contra nosotros, está por nosotros.

9.41

Y cualquiera que dé a beber un vaso de agua en mi nombre, porque sois de Cristo, yo te digo la verdad, que no perderá su recompensa.

9.42

Pero si alguien hace que uno de estos pequeños que creen que sería mejor para él que colgaran al cuello una piedra de molino grande, y se le arrojase al mar.

9.43

Si tu mano te hace pecar, córtala; Es mejor te es entrar en la vida mutilado,

9.44

que teniendo dos manos ir al infierno, al fuego que no puede ser apagado.

9.45

Y si tu pie te hace pecar, córtala; mejor te es entrar en la vida cojo,

9.46

que teniendo dos pies ser echado en el infierno, al fuego que no puede ser apagado.

9.47

Y si tu ojo te hace pecar, sácatelo; mejor te es entrar al reino de Dios con un ojo, que teniendo dos ojos ser echado al infierno,

9.48

donde el gusano no muere y el fuego nunca se apaga.

9.49

Por cada uno será salado con fuego.

9.50

Buena es la sal; pero si la sal pierde su sabor, ¿con qué la temporada?

(9.51)

Tened sal en vosotros mismos, y estar en paz con los demás.

Marcos 10

10.1

Entonces Jesús fue allí, vino a la región de Judea, más allá del Jordán. La multitud se reunió una vez más cerca de él, y como de costumbre, empezó de nuevo para enseñarlo.

10.2

Los fariseos y, para ponerlo a prueba, le preguntaron: ¿Es lícito al hombre repudiar a su mujer.

10.3

Él respondió: Que usted que Moisés?

10.4

Moisés, dijo, permitió dar carta de divorcio, y de guardar.

10.5

Y Jesús les dijo: Es a causa de la dureza de vuestro corazón os escribió este mandamiento.

10.6

Pero desde el principio de la creación, Dios los hizo varón y hembra;

10.7

es por eso dejará el hombre a su padre ya su madre, y se unirá a su mujer,

10.8

y los dos serán una sola carne. De manera que ya no son dos, sino que son una sola carne.

10.9

Así que ningún hombre lo separe lo que Dios ha unido.

10.10

Cuando estaban en la casa, los discípulos le preguntaron de nuevo sobre él.

10.11

Él dijo: El que se divorcia de su mujer y se casa con otra, comete adulterio contra ella;

10.12

y si ella repudia a su marido y se casa con otro, comete adulterio.

10.13

Y trajeron los niños pequeños, que los tocara. Pero los discípulos reprendían a los que los presentaban.

10.14

Jesús lo vio, se indignó y les dijo venir a mí Dejad a los niños, y no se lo impidáis; porque el reino de Dios es de quienes son como ellos.

10.15

Yo digo que el que no reciba el reino de Dios como un niño, no entrará en él.

10.16

Y tomándolos en sus brazos, los bendecía poniendo las manos sobre ellos.

10.17

Mientras iba en el camino, vino uno corriendo, se arrodilló delante de él: Maestro bueno, él mismo, le preguntó: ¿qué debo hacer para heredar la vida eterna?

10.18

Jesús le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno, sino sólo Dios.

10.19

Tú conoces los mandamientos: No cometerás adulterio; No matarás; No robar; No levantarás falso testimonio; No defraudar a uno; Honra a tu padre ya tu madre.

10.20

Él le respondió: Maestro, todo esto lo he guardado desde mi juventud.

10.21

Cuando Jesús, mirándole, le amó, y le dijo: Una cosa te falta; anda, vende todo lo que tienes y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo. Luego ven y sígueme.

10.22

Pero triste a esta palabra, y se fue triste; porque tenía muchas posesiones.

10.23

Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos: ¡Cuán difícil es que los que tienen riquezas entren en el Reino de Dios!

10.24

Los discípulos se asombraron de sus palabras. Y, retomando, dijo: Mis hijos, es difícil para los que confían en las riquezas entrar en el reino de Dios!

10.25

Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja, que un rico entre en el reino de Dios.

10.26

Los discípulos estaban asombrados y decían el uno al otro; ¿Y quién puede salvarse?

10.27

Jesús los miró y les dijo: Esto es imposible para los hombres, pero no para Dios, porque todas las cosas son posibles para Dios.

10.28

Pedro comenzó a decirle; He aquí, nosotros lo hemos dejado todo, y te hemos seguido.

10.29

Jesús le respondió: Yo te digo la verdad, no hay hombre que haya dejado casa, por mi culpa y por la buena noticia, su casa, o hermanos, o hermanas, o madre, o padre, o hijos, o tierras,

10.30

que no reciba cien veces más ahora en este tiempo presente, casas, hermanos, hermanas, madres, hijos, y tierras, con persecuciones, y en el siglo venidero, la vida eterna.

10.31

Muchos primeros serán los últimos, y los últimos serán los primeros.

10.32

Ellos estaban en camino a Jerusalén, y Jesús iba delante de ellos. Y estaban atónitos y siguiéndolo por el miedo. Y tomó de nuevo aparte a los doce y comenzó a decirles lo que iba a pasar con él:

10.33

He aquí subimos a Jerusalén, y el Hijo del Hombre será entregado a los principales sacerdotes y los escribas. Ellos lo condenarán a muerte y le entregarán a los gentiles

10.34

Ellos lo van a burlarse, escupir en él, lo azotarán y lo matarán; y tres días después resucitará.

10.35

El hijo de Zebedeo, Santiago y Juan se acercó a Jesús y le dijo: Maestro, queremos que nos hagas lo que te pedimos.

10.36

El les dijo: ¿Qué quieres que haga por ti?

10.37

Concédenos, dijeron, puede sentarse, uno a tu derecha y el otro a tu izquierda, en tu gloria.

10.38

Respondió Jesús: No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber la copa que yo bebo, o ser bautizados con el bautismo con que yo soy bautizado?Podemos, dijeron.

10.39

Y Jesús les respondió, es cierto que beber la copa que yo bebo, o ser bautizados con el bautismo con que yo soy bautizado;

10.40

pero cuando se trata de sentarse a mi derecha oa mi izquierda, no depende de mí, y será dado a aquellos para quienes está preparado.

10.41

Cuando los diez oyeron esto, comenzaron a indignarse contra Santiago y Juan.

10.42

Jesús los llamó y dijo: Sabéis que los que son tenidos por gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y sus grandes dominan.

10.43

No es así entre vosotros. Pero el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor;

10.44

y el que quiera ser el primero entre vosotros, será esclavo de todos.

10.45

Para no vino el Hijo del hombre para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por muchos.

10.46

Llegaron a Jericó. Y cuando salió con sus discípulos y una gran multitud, el hijo de Timeo, Bartimeo, un mendigo ciego, estaba sentado junto al camino.

10.47

Él oyó que era Jesús de Nazaret, se puso a llorar; Hijo de David, Jesús, ten compasión de mí!

10.48

Muchos lo reprendían para que se callara; pero él clamaba mucho más;Hijo de David, ten misericordia de mí!

10.49

Jesús se detuvo y dijo: Llámalo. Ellos llamaron al ciego, diciéndole: ¡Ánimo, levántate, te llama.

10.50

Y arrojando su capa, y, levantándose de un salto, se acercó a Jesús.

10.51

Y Jesús le dijo: ¿Qué quieres que yo hago a usted? Rabbouni, respondió el ciego, que yo pueda ver.

10.52

Y Jesús le dijo: Ve, tu fe te ha salvado.

(10:53)

Al momento recobró la vista, y seguía a Jesús en el camino.

Marcos 11

11.1

Se acercaron a Jerusalén, y eran cerca de Betfagé y Betania, frente al monte de los Olivos, Jesús envió dos de sus discípulos,

11.2

diciéndoles: Id a la aldea de enfrente, tan pronto como entras en ella, hallaréis un pollino atado, sobre el cual ningún hombre ha montado;Desata y traerlo.

11.3

Si alguien le dice: « ¿Por qué haces esto? decid que el Señor lo necesita. Al instante, se le enviara aquí.

11.4

Los discípulos fueron y hallaron el pollino atado cerca de una puerta, en plena calle, y se desataron.

11.5

Algunos de los que estaban allí les dijeron: ¿Qué estás haciendo? ¿Por qué desatáis el pollino?

11.6

Ellos respondieron como Jesús había dicho. Y los dejaron ir.

11.7

Ellos trajeron el pollino a Jesús, sobre la que echaron sus mantos, y se sentó sobre ella.

11.8

Muchos tendían sus mantos por el camino, y otros usaron ramas que habían cortado en los campos.

11.9

Aquellos adelante y los que siguieron a Jesús gritaban: ¡Hosanna! Bendito el que viene en nombre del Señor!

11.10

Bendito el reino que viene, el reino de nuestro padre David! ¡Hosanna en las alturas!

11.11

Jesús entró en Jerusalén y fue al templo. Cuando él había visto, como ya era tarde, se fue a Betania con los doce.

11.12

Al día siguiente, cuando salieron de Betania, tuvo hambre.

11.13

Al ver de lejos una higuera que tenía hojas, fue a ver si podía encontrar algo; y, al estar cerca, no encontró más que hojas, porque no era tiempo de higos.

11.14

Luego tomar la palabra, dijo: Nunca jamás coma nadie fruto de ti! Y lo oyeron sus discípulos.

11.15

Llegaron a Jerusalén, y Jesús entró en el templo. Él comenzó a echar fuera a los que vendían y compraban en el templo; Volcó las mesas de los cambistas y los asientos de las palomas;

11.16

y no iba a permitir que nadie lleve alrededor del templo.

11.17

Y les enseñaba, diciendo: ¿No está escrito: Mi casa será llamada casa de oración para todas las naciones? Pero vosotros la habéis hecho cueva de ladrones.

11.18

Los sumos sacerdotes y los escribas oyeron, y buscaban cómo matarle;porque le tenían miedo, pues toda la gente estaba asombrada de su doctrina.

11.19

Cuando llegó la noche, salió de la ciudad.

11.20

Por la mañana, pasando por, vieron la higuera se había secado desde las raíces.

11.21

Pedro se acordó de lo que había sucedido y dijo a Jesús: Maestro, mira, la higuera que maldijiste se ha secado!.

11.22

Respondió Jesús y les dijo: Tened fe en Dios.

11.23

Te digo la verdad, si alguien dice a este monte: « Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, pero cree que lo que dice va a suceder, les será hecho por.

11.24

Por eso os digo que todo lo que pidáis en la oración, creed que lo recibiréis, y os vendrá ellos.

11.25

Y cuando estéis orando, si tienen algo contra alguien, perdónalo, que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas.

11.26

Pero si no perdonáis, tampoco vuestro Padre celestial os perdonará vuestras ofensas tampoco.

11.27

Volvieron a Jerusalén, y mientras Jesús andaba en el templo, los principales sacerdotes, los escribas y los ancianos se acercaron a él

11.28

y dijo: ¿Con qué autoridad haces estas cosas, y quién te dio autoridad para hacer ellos?

11.29

Jesús les respondió: Voy a hacerle una pregunta; respóndeme, y yo os digo con qué autoridad hago estas cosas.

11.30

El bautismo de Juan, ¿era del cielo o de los hombres? Respóndeme.

11.31

Y ellos discutían entre sí, Si decimos, del cielo, dirá: ¿Por qué, pues, no le creísteis?

11.32

Y si decimos, de los hombres … tememos al pueblo; porque todos celebrará a Juan por profeta.

11.33

Así que respondieron a Jesús: No sabemos. Jesús les dijo: Tampoco yo, no voy a decir con qué autoridad hago estas cosas.

Marcos 12

12.1

Y comenzó a hablarles en parábolas. Un hombre plantó una viña.Estableció una cobertura al respecto, cavó un lagar y edificó una torre; y la arrendó a unos labradores, y se fue del país.

12.2

Al momento de la cosecha, envió un siervo a los labradores para recibir de ellos algo del fruto de la vid.

12.3

Y tomándole, le golpearon, y le enviaron con las manos vacías.

12.4

Y de nuevo les envió a otro siervo; le golpeaban en la cabeza y lo trataron vergonzosamente.

12.5

Él envió a otro, y lo mataron; luego varios más, superando o muertos.

12.6

Todavía tenía un hijo amado; el cual le envió el pasado a ellos, diciendo: Tendrán respeto a mi hijo.

12.7

Pero aquellos labradores dijeron entre sí: Este es el heredero; Vamos, matémosle, y la heredad será nuestra.

12.8

Y tomándole, le mataron y lo arrojaron fuera de la viña.

12.9

Ahora, ¿qué hará el dueño de la viña? Vendrá, y destruirá a los labradores, y dará la viña a otros.

12.10

¿No habéis leído esta Escritura: La piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular;

12.11

Es por la voluntad del Señor como lo está haciendo, y es maravilloso a nuestros ojos?

12.12

Ellos trataron de arrestarlo, pero temían a la multitud. Ellos entendieron que era para ellos que Jesús dijo esta parábola. Y lo dejaron y se fueron.

12.13

Y le enviaron algunos de los fariseos y de los herodianos, para atraparlo en sus palabras.

12.14

Y vinieron a él: Maestro, sabemos que eres veraz y que se preocupe persona; porque no miras la apariencia de los hombres, sino que enseñas el camino de Dios con verdad. ¿Está permitido o no pagar impuestos al César? ¿Hay que pagar o no pagar?

12.15

Jesús, conociendo su hipocresía, les dijo: ¿Por qué me tentáis? Traedme un denario, que yo pueda ver.

12.16

Y cuando lo llevaban; Y él les dijo: ¿De quién es esta imagen y la inscripción? César, que respondió.

12.17

Entonces él les dijo: Dad al César lo que es del César ya Dios lo que es de Dios. Y eran para él con asombro.

12.18

Los saduceos, que dicen que no hay resurrección, se acercaron a Jesús y le preguntaron:

12.19

Maestro, aquí es lo que Moisés nos escribió: Si el hermano de alguien muere y deja una esposa, sin hijos, su hermano se casará con su mujer para dar descendencia a su hermano.

12.20

Ahora bien, había siete hermanos. El primero se casó y murió sin descendencia.

12.21

El segundo tuvo la viuda a la esposa, y murió sin descendencia. Fue lo mismo con el tercero,

12.22

y ninguno de los siete dejó ninguna semilla. Por último murió también la mujer.

12.23

En la resurrección, ¿a cuál de ellos será ella mujer? Porque los siete la tuvieron por mujer.

12.24

Jesús les respondió: ¿No os lo tanto se equivocan, porque ignoráis las Escrituras ni el poder de Dios?

12.25

Porque en la resurrección de los muertos, se tomarán ninguna mujer, ni se darán en casamiento, sino serán como los ángeles en el cielo.

12.26

En cuanto a la resurrección de los muertos, ¿no habéis leído en el libro de Moisés cómo Dios dijo a él, en la zarza, Yo soy el Dios de Abraham, Dios de Isaac, y el Dios de Jacob?

12.27

Dios no es Dios de muertos, sino de vivos. Estás muy equivocado.

12.28

Uno de los escribas que habían oído disputar, sabía que les había respondido bien, vino y le preguntó: ¿Cuál es el primer mandamiento de todos?

12.29

Jesús le respondió: El primer: Escucha, Israel, el Señor nuestro Dios es el único Señor;

12.30

Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente y con todas tus fuerzas.

12.31

El segundo es: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos.

12.32

El escriba le dijo: Bien, Maestro; usted ha dicho con verdad de que Dios es uno, y no es otro que él mismo,

12.33

Y para amarlo con todo su corazón, todos sus pensamientos, toda su alma y todas sus fuerzas, y amar al prójimo como a sí mismo, es más que todos los holocaustos y sacrificios enteros.

1 2 3 4

Jesús viendo que había respondido sabiamente, le dijo: Tú no estás lejos del reino de Dios. Y nadie se atrevió a hacerle más preguntas.

12.35

Jesús estaba enseñando en el templo, dijo: ¿Cómo dicen los escribas que el Cristo es hijo de David?

12.36

David mismo, animada por el Espíritu Santo, dijo: Dijo el Señor a mi Señor: Siéntate a mi diestra, hasta que ponga a tus enemigos estrado de tus pies.

12.37

David mismo le llama Señor; ¿cómo es su hijo? Y una gran multitud le escuchaba con gusto.

12.38

Él les dijo en su doctrina: Guardaos de los escribas, que gustan de andar con ropas largas, y las salutaciones en las plazas,

12.39

que las primeras sillas en las sinagogas, y los primeros asientos en las cenas;

12.40

que devoran las casas de las viudas, y por pretexto hacen largas oraciones. Ellos serán juzgados con mayor severidad.

12.41

Jesús se sentó frente a frente el tronco, y miraba cómo el pueblo echaba dinero ellos. Varios ricos echaban mucho.

12.42

Llegó una viuda pobre y echó dos blancas, o sea un cuadrante.

12.43

Luego Jesús llamó a sus discípulos y les dijo: Yo te digo la verdad, esta viuda pobre dio más que todos los que han echado en el arca;

12.44

Porque todos han echado de lo que les sobra; pero ella, de ella, todo lo que tenía, todo lo que tenía para vivir.

Marcos 13

13.1

Cuando Jesús salió del templo, uno de sus discípulos le dijo: Maestro, mira qué piedras, y qué edificios!

13.2

Jesús le respondió: ¿Ves estos grandes edificios? No se quedará piedra sobre piedra que no sea destruida.

13.3

Se sentó en el monte de los Olivos, frente al templo. Y Pierre, Jacques y Juan y Andrés le preguntaron en privado que pregunta:

13.4

Dinos, ¿cuándo serán estas cosas van a ocurrir, y qué señal se sabrá que se cumplirán todas estas cosas?

13.5

Y Jesús comenzó a decir: Mirad que nadie os engañe.

13.6

Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Ese soy yo. Ya muchos engañarán.

13.7

Cuando oigáis hablar de guerras y rumores de guerras, no os preocupado porque estas cosas deben suceder. Pero no va a durar.

13.8

Se levantará nación contra nación, y reino contra reino; habrá terremotos en diferentes lugares habrá hambre. Esto será sólo el comienzo de dolores.

13.9

Tened cuidado de vosotros. Nosotros le entregarán a los tribunales, y se le golpeado en las sinagogas; va delante de gobernadores, y delante de los reyes por mi causa, para testimonio a ellos.

13.10

Debe primero que la buena noticia sea predicado a todas las naciones.

13.11

Cuando te alejan y entregaros, no os preocupéis de antemano por lo que tiene que decir, pero decir lo que se le da en esa hora; porque no sois vosotros los que habláis, sino el Espíritu Santo.

13.12

El hermano entregará a la muerte hermano, y el padre al hijo; Los niños se levantarán contra los padres, y morirán.

13.13

Y seréis odiados de todos por causa de mi nombre, pero el que persevere hasta el fin será salvo.

13.14

Cuando usted ve la abominación de la desolación puesta donde no debe estar, lo que lee, entienda, entonces los que estén en Judea, huyan a los montes;

13.15

Que aquel que esté en la azotea, no descienda ni entre para tomar algo de su casa;

13.16

y el que esté en el campo, no vuelva atrás para tomar su capa.

13.17

¡Ay de los que estén encintas y de las que críen en aquellos días!

13.18

Ore para que estas cosas no ocurren en invierno.

13.19

Por problemas en aquellos días, que habrá cual no la ha habido desde el principio de la creación que Dios creó, hasta ahora, no, ni la habrá.

13.20

Y si el Señor no hubiese acortado aquellos días, nadie sería salvo; pero él ha acortado debido a los elegidos que él escogió.

13.21

Si alguien le dijo entonces: « aquí está el Cristo », o « Él está allí », no lo creáis.

13.22

Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas; harán señales y prodigios para engañar a los elegidos, si es posible.

13.23

Estad en guardia; os lo he dicho todo de antemano.

13.24

Pero en aquellos días, después de aquella tribulación, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor,

13.25

las estrellas caerán del cielo, y las potencias que están en los cielos serán conmovidas.

13.26

Entonces el Hijo del hombre será visto viniendo en las nubes con gran poder y gloria.

13.27

Así que envía a sus ángeles y reunir a sus elegidos de los cuatro vientos, desde el extremo de la tierra hasta el extremo del cielo.

13.28

Aprended la parábola de la higuera. Cuando sus ramas están tiernas y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca.

13.29

Del mismo modo, cuando se ve que suceden estas cosas, sepan que el Hijo del hombre está cerca, a la puerta.

13.30

Te digo la verdad, esta generación no pasará hasta que todas estas cosas toman.

13.31

El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.

13.32

En cuanto al día y la hora nadie sabe, ni los ángeles del cielo, ni el Hijo, sino sólo el Padre.

13.33

Mirad, velad y orad; porque no sabéis cuándo será el tiempo.

13.34

Es como un hombre que yéndose lejos, dejó su casa, y dio autoridad a sus siervos, ya cada uno su obra, y al portero mandó a ver.

13.35

Velad, pues, porque no sabéis cuando el dueño de la casa, o en la tarde, oa la medianoche, o al canto del gallo, oa la mañana;

13.36

miedo, no os halle durmiendo, cuando venga de repente.

13.37

Lo que digo lo digo a todos: Velad.

Marcos 14

14.1

La Pascua y los Panes sin Levadura eran dos días después. Los sumos sacerdotes y los escribas buscaban cómo prenderle por engaño y darle muerte.

14.2

Pero decían: No durante la fiesta, porque no se haga alboroto en el pueblo.

14.3

Jesús estaba en Betania, en casa de Simón el leproso, llegó una mujer mientras estaba en la mesa. Ella estaba sosteniendo un vaso de alabastro, que contenía un perfume de nardo puro de gran precio; y el freno de la caja, lo derramó sobre la cabeza de Jesús.

14.4

Algunos de ellos expresaron su indignación: ¿Por qué perder este perfume?

14.5

Podríamos haber vendido por más de trescientos denarios, y dado a los pobres. Y murmuraban contra ella.

14.6

Pero Jesús dijo: Déjala. ¿Por qué lo haces vale la pena? Ella ha hecho una cosa hermosa para mí;

14.7

Porque siempre tendréis pobres con vosotros, y usted puede hacer bien cuando se quiere, pero no siempre me tendréis.

14.8

Ella hizo lo que pudo; ella ha ungido mi cuerpo para la sepultura.

14.9

Te digo la verdad, dondequiera que el evangelio es predicado en todo el mundo, también en la memoria de lo que ella hizo.

14.10

Judas Iscariote, uno de los doce, fue a los principales sacerdotes, de traicionar a Jesús.

14.11

Después de oír esto, se alegraron y prometieron darle dinero. Judas buscaba oportunidad para entregarle.

14.12

El primer día de los panes sin levadura, cuando sacrificaban la pascua, sus discípulos le preguntaron: ¿Dónde quieres que vayamos a prepararse la pascua?

14.13

Y envió dos de sus discípulos y les dijo: Id a la ciudad; te encuentras con un hombre que lleva un cántaro de agua, lo siguiera.

14.14

Dondequiera que entra, decirle al dueño de la casa: El Maestro dice: ¿Dónde está el lugar donde he de comer la Pascua con mis discípulos?

14.15

Él le mostrará un gran aposento alto y listo: aquí es donde usted listo para nosotros.

14.16

Los discípulos izquierda, llegaron a la ciudad, y encontraron todo como Jesús les había dicho; y prepararon la Pascua.

14.17

Cuando llegó la noche, vino con los doce.

14.18

Mientras estaban a la mesa y comer, Jesús dijo: Yo te digo la verdad, uno de ustedes el que come conmigo me va a entregar.

14.19

Ellos comenzaron a entristecerse, ya decirle uno por uno: ¿Seré yo?

14.20

Él respondió: Es uno de los doce, el que moja conmigo en el plato.

14.21

El Hijo del hombre va, como está escrito de él. Pero ¡ay de aquel hombre por quien el Hijo del hombre es entregado! Mejor para ese hombre no haber nacido.

14.22

Mientras comían, Jesús tomó pan; y habiendo dado gracias, lo partió y les dio, diciendo: Tomad, esto es mi cuerpo.

14.23

Él tomó la copa; y habiendo dado gracias, les dio, y todos bebieron.

14.24

Y dijo: Esto es mi sangre, sangre de la alianza, que es derramada por muchos.

14.25

Te digo la verdad, no beberé más del fruto de la vid hasta el día en que lo beba nuevo en el reino de Dios.

14.26

Después de cantar un himno, salieron al monte de los Olivos.

14.27

Jesús les dijo: Todos ustedes caerán; porque escrito está: Heriré al pastor, y las ovejas serán dispersadas.

14.28

Pero después que haya resucitado, iré delante de vosotros a Galilea.

14.29

Pedro le dijo: Aunque todos sean escandalizados, mas no lo haré yo ..

14.30

Y Jesús dijo: Yo te digo la verdad, usted, hoy, esta misma noche, antes que el gallo cante dos veces, me negarás tres veces.

14.31

Pero habló con más vehemencia, Si tengo que morir contigo, no te negaré. Todos dijeron lo mismo.

14.32

Llegaron a un lugar llamado Getsemaní, y Jesús dijo a sus discípulos: Sentaos aquí, mientras voy a orar.

14.33

Él tomó consigo a Pedro, Santiago y Juan, y comenzó a atemorizarse y muy pesado.

14.34

Él les dijo: Mi alma está triste hasta la muerte; Quedaos aquí y velad.

14.35

Y adelantándose un poco, se arrojó contra el suelo, y oró para que, si fuera posible, la hora pasase de él.

14.36

Él dijo: ¡Abba, Padre, todas las cosas son posibles para ti; quita de mí esta copa! Sin embargo, no lo que yo quiero, sino lo que quieres.

14.37

Y llegó a los discípulos y los halló durmiendo, y dijo a Pedro: Simón, duermes! No podido velar una hora?

14.38

Velad y orad, para que no entréis en tentación; El espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil.

14.39

Él fue de nuevo, y dijo que la misma oración.

14.40

El vino y los halló durmiendo; porque los ojos de ellos estaban agravados. Ellos saben qué responderle.

14.41

Volvió por tercera vez, y les dijo: Dormid ya, y descansad! Suficiente! Ha llegado el momento; he aquí, el Hijo del hombre es entregado en manos de pecadores.

14.42

Levántate, vamos; he aquí, el que traiciona a mí es a la mano.

14.43

Y en seguida, mientras él todavía estaba hablando, Judas, uno de los doce, y con él una multitud con espadas y palos, de los principales sacerdotes, los escribas y los ancianos.

14.44

El que le entregaba les había dado señal, diciendo: Al que yo bese, ése es; llevarlo, y llevadle con seguridad.

14.45

Cuando llegó, se acercó a él, diciendo: Rabí! Y lo besó.

14.46

Y les echaron mano a Jesús, y le prendieron.

14.47

Uno de los que estaban allí, sacando la espada, hirió al siervo del sumo sacerdote y le cortó la oreja.

14.48

Respondió Jesús y les dijo: ¿Habéis salido como contra un ladrón, con espadas y palos a aprovechar.

14.49

Cada día estaba con vosotros enseñando en el templo, y no me prendisteis. Pero esto es para que se cumplirían las Escrituras.

14.50

Todos lo abandonaron y huyeron.

14.51

Un joven le seguía, con una sábana sobre el cuerpo. Le tomó;

14.52

pero él, dejando la sábana, huyó de ellos desnudo.

14.53

Ellos llevaron a Jesús ante el sumo sacerdote, se reunieron todos los principales sacerdotes y los ancianos y los escribas.

14.54

Pedro le seguía de lejos en el interior del patio del sumo sacerdote;estaba sentado con los servidores, y calentándose al fuego.

14.55

Los sumos sacerdotes y todo el concilio buscaban testimonio contra Jesús, para entregarle a la muerte, y no hallaron;

14.56

Para muchos dieron falso testimonio contra él, pero su testimonio no estuvo de acuerdo juntos.

14.57

Algunos se levantaron y dieron falso testimonio contra él, diciendo:

14.58

Nosotros le hemos oído decir: Yo derribaré este templo hecho con las manos, y en tres días edificaré uno que no será hecho por manos humanas.

14.59

Incluso en este punto su testimonio no estaba de acuerdo.

14.60

Entonces el sumo sacerdote se puso de pie en medio de ellos, y le preguntó a Jesús, diciendo: ¿No respondes nada? ¿Qué hacen estos testigos contra ti?

14.61

Jesús callaba, y nada respondía. El sumo sacerdote le volvió a preguntar, diciendo: ¿Eres tú el Cristo, el Hijo del Bendito?

14.62

Jesús respondió: Yo soy. Y verán al Hijo del Hombre sentado a la diestra del Poder y viniendo sobre las nubes del cielo.

14.63

Entonces el sumo sacerdote rasgó sus vestidos, y dijo: ¿Qué más necesidad tenemos de testigos?

14.64

Habéis oído la blasfemia. Qué piensas? Todo lo condenaron como digno de muerte.

14.65

Y algunos comenzaron a escupirle, ya cubrirle el rostro y lo golpearon con sus puños, diciendo: Profetiza! Y los siervos hicieron dándole golpes.

14.66

Mientras Pedro estaba abajo en el patio, vino una de las criadas del sumo sacerdote.

14.67

Y cuando vio a Pedro calentándose, lo miró y le dijo: Tú también estabas con Jesús de Nazaret.

14.68

Él lo negó, diciendo: No sé, no entiendo lo que quieres decir. Luego salió al pasillo. Y el gallo cantó.

14.69

La criada le vio, y comenzó de nuevo para decir a los presentes: Esta es una de esas personas. Y él lo negó otra vez.

14.70

Poco después, los que estaban allí dijeron otra vez a Pedro: Seguro que tú eres una de esas personas, porque eres galileo.

14.71

Entonces él comenzó a maldecir ya jurar: No conozco al hombre del que hablas.

14.72

Inmediatamente, la segunda vez que el gallo cantó. Y Pedro se acordó de la palabra que Jesús le había dicho: Antes que el gallo cante dos veces, me negarás tres veces. Y pensándolo bien, lloró.

Marcos 15

15.1

Por la mañana, los principales sacerdotes celebraron una consulta con los ancianos, los escribas y todo el Sanedrín. Bound Jesús, le llevaron y le entregaron a Pilato.

15.2

Pilato le preguntó: ¿Eres tú el Rey de los Judios? Respondió Jesús: Tú lo dices.

15.3

Y los príncipes de los sacerdotes varios cargos en su contra.

15.4

Pilato le preguntó, diciendo: ¿No respondes nada? Mira de cuántas cosas te acusan.

15.5

Pero Jesús no contestó más, de modo que Pilato se maravillaba.

15.6

En cada fiesta él lanzó un preso, el que quisieran.

15.7

Había un hombre llamado Barrabás en la cárcel con sus cómplices para un asesinato que habían cometido en la insurrección.

15.8

Y viniendo la multitud, comenzó a pedir lo que él nunca les había hecho.

15.9

Pilato les respondió: ¿Te quieres que suelte al rey de los Judios?

15.10

Porque sabía que por envidia de que los jefes de los sacerdotes habían entregado.

15.11

Pero los sumos sacerdotes incitaron a la multitud, que Pilato vez liberar a Barrabás.

15.12

Pilato respondió y les dijo: ¿Qué queréis entonces que los haga lo llamáis el Rey de los Judios?

15.13

Ellos gritaron de nuevo, ¡Crucifícalo!

15.14

Pilato les dijo: Pues qué mal ha hecho? Y ellos gritaban aún más: ¡Crucifícale!

15.15

Pilato, queriendo satisfacer al pueblo, les soltó a Barrabás; y habiendo azotado a Jesús, le entregó para ser crucificado.

15.16

Y los soldados le llevaron dentro de la corte, es decir, en el pasillo, y junto a toda la banda.

15.17

Lo vistieron de púrpura, y la pusieron sobre su cabeza una corona de espinas, que habían trenzado.

15.18

Entonces comenzaron a saludarlo: Hola, Rey de los Judios!

15.19

Ellos golpearon la cabeza con una caña, y le escupían, y haciendo una reverencia de rodillas lo adoraron.

15.20

Después de haberle escarnecido, le quitaron la púrpura, le pusieron sus ropas y le llevaron para crucificarle.

15.21

Lo obligaron a llevar la cruz de Jesús un transeúnte que venía del campo, Simón de Cirene, padre de Alejandro y de Rufo,

15.22

y lo llevaron al lugar llamado Gólgota, que significa Lugar de la Calavera.

15.23

Le dieron a beber vino mezclado con mirra, pero él no lo tomó.

15.24

Ellos lo crucificaron, y repartieron sus vestidos, echando suertes para decidir qué se llevaba cada uno.

15.25

Era la hora de las tres cuando le crucificaron.

15.26

La inscripción indicando el objeto de la acusación estaba escrito: el rey de los Judios.

15.27

Con él crucificaron a dos ladrones, uno a su derecha y otro a su izquierda.

15.28

Así se cumplió lo que dice la Escritura: Fue contado con los pecadores.

15.29

Pasaban le injuriaban, meneando la cabeza y diciendo: ¡Hey! Tú que destruyes el templo y construir en tres días,

15.30

sálvate a ti mismo, y desciende de la cruz!

15.31

Los jefes de los sacerdotes, con los escribas se burlaban de ellos, diciendo: A otros salvó, no puede salvarse a sí mismo!

15.32

El Cristo, Rey de Israel, descienda ahora de la cruz, para que veamos y pensamos! Los que estaban crucificados con él le injuriaban.

15.33

La sexta hora había llegado, hubo tinieblas sobre toda la tierra hasta la hora novena.

15.34

Y a la hora novena, Jesús clamó a gran voz, Eloi, Eloi, ¿lama sabactani? lo que significa, Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?

15.35

Algunos de los que estaban allí lo oyó, dijo: He aquí, llama a Elías.

15.36

Y uno de ellos corrió y empapó una esponja en vinagre, y con una caña, le dio a beber, diciendo: Dejad, veamos si viene Elías a bajarlo.

15.37

Pero Jesús clamó a gran voz, y sopló.

15.38

El velo del templo se rasgó en dos, de arriba a abajo.

15.39

El centurión, que estaba frente a él, viendo que había expirado de esa manera, dijo: Verdaderamente este hombre era Hijo de Dios.

15.40

También había algunas mujeres mirando desde lejos. Entre ellas estaban María Magdalena, María la madre de Jacques el menor y de José, y Salomé;

15.41

que lo siguieron y cuando él estaba en Galilea, y muchos otros que habían subido con él a Jerusalén.

15.42

La noche había llegado, porque era la preparación, es decir, la víspera del sábado –

15.43

José de Arimatea, un consejero de honor, el cual también esperaba el reino de Dios. Él con valentía a Pilato, y pidió el cuerpo de Jesús.

15.44

Pilato se maravillaba de que estaba muerto tan pronto; él, el centurión y le preguntó si estaba muerto hace tiempo.

15.45

Si ser el centurión, dio el cuerpo a José.

15.46

Y compró una sábana, llevó a Jesús bajado de la cruz, lo envolvió en la sábana, y lo puso en un sepulcro excavado en la roca. Luego hizo rodar una piedra a la entrada del sepulcro.

15.47

María Magdalena, María la madre de José, miraban dónde lo ponían.

Marcos 16

16.1

Y cuando pasó el sábado, María Magdalena, María la madre de Santiago, y Salomé compraron especias, así que venga y lo ungen.

16.2

El primer día de la semana, vinieron al sepulcro, en la mañana, cuando el sol acababa de levantarse.

16.3

Pero decían entre sí: ¿Quién nos removerá la piedra de la entrada del sepulcro?

16.4

Y mirando hacia arriba, vieron que la piedra, que era muy grande, había sido removida.

16.5

Y cuando entraron en el sepulcro, vieron a un joven sentado a la derecha vestido con una túnica blanca, y se asustaron.

16.6

Él les dijo: No os alarméis; buscáis a Jesús nazareno, el que fue crucificado; ha resucitado, no está aquí; he aquí el lugar en donde le pusieron.

16.7

Pero id, decid a sus discípulos ya Pedro, que él va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis, como os dijo.

16.8

Y salieron huyendo del sepulcro. El miedo y el asombro tenían; y no dijeron nada a nadie, porque tenían miedo.

16.9

Jesús resucitó por la mañana el primer día de la semana, apareció primeramente a María Magdalena, de quien había echado siete demonios.

16.10

Ella fue y le dijo a los que habían estado con él, que estaban tristes y llorando.

16.11

Cuando se enteraron de que estaba vivo y que lo había visto, no creyeron.

16.12

Pero después apareció en otra forma a dos de ellos que estaban en la carretera que va al país.

16.13

Ellos regresaron y dijeron a los otros, que creen que no lo hacen.

16.14

Finalmente se apareció a los once mismos, estando ellos sentados a la carne; y les reprochó su incredulidad y dureza de corazón, porque no habían creído a los que le habían visto resucitado.

16.15

Entonces él les dijo: Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación.

16.16

El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado.

16.17

Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas;

16.18

Tomarán en las manos serpientes; si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; pondrán las manos sobre los enfermos y los enfermos serán sanados.

16.19

El Señor, después que les habló, fue recibido arriba en el cielo, y se sentó a la diestra de Dios.

16.20

Y ellos, saliendo, predicaron en todas partes. El Señor con ellos y confirmando la palabra con las señales que la seguían.

 

El Señor esté con ustedes en sus vidas y en sus corazones.

Vencedor

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s


%d blogueurs aiment cette page :